La licitación de obra pública, necesaria para seguir recuperando el sector de la construcción

El sector de la construcción en la provincia de Huesca empieza a repuntar en algunas zonas, marcado tanto por la construcción de viviendas como por la licitación de obra pública, que a pesar de las mejoras, todavía tiene un margen importante para equipararse a los mejores momentos de antes de la crisis.

La licitación del año 2017 casi triplicó a la del año anterior, un dato que el sector de la construcción considera esperanzador. La inversión total de este último año ha sido de 238 millones de euros licitados en la provincia de Huesca con respecto a los tan sólo 81 millones licitados en el año 2.016. Desde el año 2010, el 2017 es uno de los años con mayor licitación en la provincia.

La obra estatal se sitúa en torno a 151 millones de euros; la autonómica contó con 58 millones de euros, después de haber pasado bajo mínimos el año anterior, y por último, la licitación de la administración local fue de 28 millones. En los tres casos, los volúmenes alcanzados de licitación superan los dos últimos años.

La Federación de Asociaciones de la Construcción considera que son muchos los datos que avalan la tesis de que es necesario generar un clima de inversión pública sostenida y sostenible. Así, no hay que olvidar que cada euro que se invierte en obra pública duplica su valor en la actividad económica que la misma genera en su entorno más próximo y de la que se benefician sectores económicos tan importantes como el transporte, la distribución y la hostelería y hotelería, entre otros. Y que por cada millón de euros invertidos se genera un total de dieciocho puestos de trabajo directos y otros cuarenta y cinco indirectos.

Comentarios