Miguel Galindo y Jon Santacana se quedan a las puertas de la medalla en Pyeongchang

Jon Santacana

El esquiador de Candanchú Miguel Galindo y Jon Santacana han debutado en los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang con un cuarto puesto en descenso. La pareja española, campeona en esta disciplina en las dos citas anteriores (Vancouver 2010 y Sochi 2014) y que compite junta por cuartos Juegos consecutivos, rozó la medalla con un tiempo de 1:27.40, a tan sólo 94 centésimas del bronce. Van a tener cuatro oportunidades más de conseguir medalla. La primera es este domingo (1:30 de esta madrugada en España), cuando volverán a intentarlo en supergigante. Después les esperan tres pruebas más: Supercombinada (martes 13), eslalon (miércoles 14) y gigante (sábado 17).

El esquiador de Candanchú Miguel Galindo cuenta con cinco medallas paralímpicas (dos oros y tres platas) y 17 mundiales. Miguel es guía de descenso del esquiador paralímpico Jon Santacana, con quien comparte esos premios.

El Diario Marca recoge las palabras de ambos deportistas justo después de la prueba.

Jon Santacana: “Sabía que pasara lo que pasara iba a ser mi última prueba de descenso"

"Yo estoy tranquilo porque hemos hecho lo que podíamos hacer. Creo que nos ha faltado un entrenamiento. El primero lo tomamos para ver direcciones. Yo necesito un poco menos de velocidad para aprenderme esas direcciones y hoy íbamos mucho más rápido. Esa velocidad nos ha sorprendido y hemos cometido pequeños errores. Siendo realistas, un tercer puesto hubiese sido un muy buen resultado. Y un cuarto puesto creo que está muy bien. Estoy tranquilo y satisfecho. Sabía que pasara lo que pasara iba a ser mi última prueba de descenso porque tengo con ella una relación de amor-odio. Es muy difícil afrontarla con un solo entreno para mí", confesaba Jon Santacana a pie de pista nada más acabar la prueba en el Cento Alpino Jeongseon de Pyeongchang.

Miguel Galindo: “De continuar un año más no sería en pruebas de velocidad"

Porque el esquiador vasco siempre ha reconocido que en el descenso es la prueba en la que peor lo pasa, ya que alcanzan hasta 120 km/hora y Jon tiene un 5% de visión. "Siento tranquilidad al pesar que ha sido el último descenso. No siento nostalgia de dejar la velocidad. Hemos hecho cosas muy importantes en velocidad en condiciones muy complicadas en las que ni nosotros mismos lo podíamos esperar (se refiere al oro de Sochi en descenso tras salir de una lesión en el tendón de Aquiles). Podemos estar muy satisfechos de lo que hemos hecho a pesar de no estar en las medallas, es un cuarto puesto en unos Juegos en una disciplina que no entrenamos", añadía.

Sin embargo, Miguel Galindo sí que se mostraba un poco nostálgico tras la prueba. "No hay que poner excusas para nada, hay que felicitar al resto que también entrena y compite y tenemos que estar contentos y satisfechos porque el tiempo que hemos hecho ha sido el mismo que hizo el mejor de los entrenos en nuestra categoría. Nos hemos quedado cerca, en el esquí son detalles los que marcan los éxitos. Ahora con ganas de olvidar lo de hoy, nuestro último descenso como pareja probablemente porque de continuar un año más no sería en pruebas de velocidad. Un poco con nostalgia de dejarlo pero contentos", decía el esquiador maño.

Comentarios