La lluvia no pudo con la poética de las 'Ventanas al aire' en Loarre

Loarre acogía este domingo dos conciertos poéticos y una muestra de intervenciones plásticas a las que asistían más de un centenar de personas. La amenaza de lluvia aconsejó trasladar los conciertos de las ubicaciones inicialmente previstas en lugares emblemáticos de la localidad hasta el interior del salón del Ayuntamiento de Loarre.

El proyecto, denominado ‘Ventanas al aire’, contaba con diez intervenciones artísticas desarrolladas en otras tantas ventanas de las calles de Loarre que fueron presentadas y expuestas por las artistas participantes en esta iniciativa. El recorrido mostraba un modelo de expresión que, ocupando espacios públicos, sale al encuentro de los viandantes. Las obras de Alegría Lacoma, Teresa Abad, Begoña Sopena, María Blasco, Carlos Cuevas, Concha Asín y Elena Nogarol permanecerán en las ventanas al aire de Loarre hasta después de las fiestas de Semana Santa, convirtiendo así esta localidad en una sala de arte contemporáneo surgido de creadoras afincadas en la Hoya de Huesca e integrantes de la plataforma Bahh! (Base de Artistas de la Hoya de Huesca).

Roberto Orós, alcalde de Loarre, y Beatriz Calvo, consejera comarcal de Cultura, eran los encargados de presentar esta jornada festiva de la música, la poesía y las artes plásticas de la Hoya, tras cuyas alocuciones actuaba la formación As de Corazones. Esta joven formación realizaba un repaso poético a las etapas de la vida intercalando el recitado de poemas con la interpretación de canciones, destacando la voz de Virginia Canedo y la entrega de todos sus integrantes.

Nicolás Mora y Héctor ‘Tico’ Castellanos eran los encargados de clausurar esta, jornada con el proyecto “Quiere ser canción”, que combina la recitación sobre soportes musicales y rítmicos. La guitarra de Nicolás Mora, presente también en la pasada edición de Cosecha de invierno acompañando a Tritón Jiménez, volvía a dejar patente la calidad que atesora. Por su parte, Tico Castellanos mostraba su poesía y su maestría actoral, al tiempo que introducía la percusión con bongos, palos de lluvia, cortinillas, esquilas, cascabeles, arpa de boca o incluso su propio cuerpo. Junto a composiciones propias, Tico Castellanos recitaba piezas de Rubén Darío, María Alcantarilla o Jorge Luis Borges.

Comentarios