Inicia su andadura el proyecto Interreg SE CANTO, una apuesta por una sociedad europea más solidaria e inclusiva

El proyecto europeo SE CANTO (Senda Europea de Cooperación, Ayuda y Normalización entre Territorios de Oportunidades Noreste Toulousain- Comarca de Los Monegros) tendrá lugar en Los Monegros y el Noreste Toulousain, durante los próximos tres años. Su objetivo es la inclusión y el acceso al empleo de las personas en situación de vulnerabilidad, a través de la formación y el empleo para que formen parte del desarrollo de ambos territorios. Se trata de uno de los 62 proyectos de cooperación transfronteriza aprobados en el marco de la segunda convocatoria del Interreg V-A España-Francia-Andorra POCTEFA 2014-2020. Cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros de los que el 65% son fondos FEDER. El jefe de filas es la Comarca de Los Monegros y participan socios españoles (Instituto de Estudios e Investigación de los Monegros, Atades Huesca y Universidad de Zaragoza) y franceses (CBE du NET, Fundación Marie-Louise, Instituto L’Oustal y ayuntamiento de Pechbonnieu).

Representantes de todos los socios acudían al acto de presentación oficial que tenía lugar este martes y que supone el pistoletazo de salida del proyecto. La presidenta comarcal, Judith Budios, recordaba que la Comarca de Los Monegros actúa como jefe de filas del proyecto, “de lo que nos sentimos orgullosos y, a la vez, supone una responsabilidad añadida. Gracias por vuestra confianza, por estar aquí y por trabajar codo con codo por un fin común que merece que nos volquemos desde nuestra responsabilidad y trabajo en la gestión pública”. La presidenta añadía que “el acto de presentación simboliza la puesta en marcha de decenas de acciones y actividades que se van a desarrollar hasta diciembre de 2020, y que van a repercutir en beneficio de ambos territorios y de sus habitantes”.

Por su parte, el vicepresidente de la Comarca, Ildefonso Salillas, recordaba que “el proyecto es fruto de muchos años de colaboración entre Los Monegros y el territorio del NE Toulousain, a través del Instituto L’Oustal”. Salillas señalaba que “ es un día de alegría y de esperanza” y añadía que “el trabajo llevado a cabo durante años ha valido la pena porque este proyecto va a servir para contribuir al desarrollo de ambos territorios de la mano de personas en situación de vulnerabilidad que tienen mucho que decir. Personas en cuyas circunstancias podemos estar todos y todas las aquí presentes en algún momento de nuestra vida, de las que tenemos mucho que aprender y que tienen mucho que ofrecer en una sociedad que queremos inclusiva, europea y solidaria”.

La clausura del acto corría a cargo de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto. Para la consejera, “el trabajo y la constancia hace que los sueños sean posibles” y este proyecto demuestra que “con la unión de personas, instituciones y países es posible transformar nuestra sociedad”. Broto manifestaba sentirse “orgullosa” de un proyecto que demuestra que “queremos la Europa de los pueblos, democrática e igualitaria. Apostar por este proyecto significa apoyar a las personas discapacitadas, parados de larga duración, víctimas de violencia de género o jóvenes sin formación ni empleo. Apostar por las personas vulnerables es apostar por la Europa de los pueblos”.

La acción más inmediata es la realización de un diagnóstico integral de vulnerabilidad social y económica de ambos territorios implicados para mejorar el conocimiento de la situación de partida: necesidades, potencialidades y realidad actual. Partiendo de este diagnóstico y sus líneas estratégicas para el desarrollo, SE CANTO contribuirá a la creación de empleo, la integración laboral y la movilidad transfronteriza a través de acciones concretas. Aunque ya se han detectado cuatro perfiles en situación de vulnerabilidad en ambos territorios implicados, con el diagnóstico surgirán otras realidades y, gracias a la cooperación territorial, se podrán buscar soluciones comunes a una problemática compartida de jóvenes sin formación ni empleo, personas con alguna discapacidad o dependencia sin recurso social ni ayudas necesarias para su inserción, las mujeres víctimas de violencia de género y personas paradas de larga duración.

El proyecto también reforzará la cualificación y competencias de las personas en situación de vulnerabilidad y de los profesionales del sector, así como el fomento de la responsabilidad social. Para ello se llevarán a cabo diversas acciones, encuentros transfronterizos, elaboración de una guía de recursos y servicios, un manual de atención y orientación, talleres específicos, y el diseño y la puesta en marcha de un curso piloto transfronterizo que servirá de modelo para definir futuros itinerarios formativos conjuntos: “Monitor de acompañamiento para la movilidad inclusiva”. También se realizarán actividades de participación social con familias y voluntariado, así como de sensibilización en colegios, institutos, actividades de responsabilidad social con asociaciones, empresariado y administración pública y la creación de un observatorio de empleo.

Comentarios