El diputado Jorge Luis explica en Sobrarbe la proposición de ley de reversión de los saltos hidroeléctricos

La comarca de Sobrarbe acoge un encuentro informativo y de debate sobre la reversión de las centrales hidroeléctricas del Pirineo cuyas concesiones están caducando, sobre su gestión desde instituciones públicas y sobre el retorno de los beneficios a los territorios que las acogen sin contrapartidas, en muchos casos, desde hace siete décadas. El salón de plenos del Ayuntamiento de Aínsa será escenario de esta cita, abierta a la ciudadanía, que tendrá lugar este a las 19.30 horas. Introducirán el coloquio el profesor Ramiro Moreno y Jorge Luis Bail, diputado en el Congreso por Unidos-Podemos-Alto Aragón en Común, quien explicará la proposición de ley que esta formación ha presentado en el Congreso.

Cinco centrales oscenses han vuelto ya a manos públicas -El Pueyo de Jaca, la auxiliar de Campo, la de Lafortunada-Cinqueta y, recientemente, las de Urdiceto y Barrosa. Sin embargo, hasta el momento no se da ningún papel en su gestión o en el de la riqueza que generan a ayuntamientos y comarcas, y se han producido retrasos notables en el proceso de reversión que han supuesto pérdidas millonarias para las arcas públicas –en el caso de la de Lafortunada de entre 4 y 5 millones de euros anuales, durante once años de retraso –.

La proposición de ley presentada por el diputado de Alto Aragón en Común en el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Común-En Marea, Jorge Luis, supone modificaciones tanto en la Ley de Aguas, como en la Ley  Reguladora de las Haciendas Locales. Ente otras novedades establece un procedimiento de reversión que ha de iniciarse de oficio, y de forma previa al fin de la concesión, evitando casos de caducidad de los expedientes de extinción. También establece requisitos ambientales y señala a las administraciones locales (ayuntamientos, comarcas o diputaciones), como destinatarios de la cesión del aprovechamiento de las centrales de hasta 5000KVA; y a la comunidad autónoma como titular de las restantes.  Además, de no ser viable la continuidad de la explotación sería la empresa concesionaria la responsable de la retirada o demolición de las instalaciones.

Entre los principales objetivos de esta iniciativa está evitar la demora tras la caducidad de las concesiones para que los beneficios de las centrales pasen a ser de titularidad pública; y que los recursos obtenidos, se reinviertan con criterios de restitución económica y social en los territorios afectados, favoreciendo una mayor vertebración de las áreas de montaña, y respaldando un  proceso de transición energética hacia un modelo más sostenible.

El objetivo de esta cita es crear un  “frente común” pro-reversión en el Alto Aragón, y sobre la recuperación de los bienes y recursos comunes de los pueblos oscenses.

Comentarios