La Audiencia Provincial rejuvenece como Casa de la Música con la entrada de sus usuarios en junio

Audiencia Provincial Huesca

Las obras para que la antigua Audiencia Provincial se convierta en Casa de la Música siguen su curso con la previsión de que finalicen a final de mayo y que, en junio, comience la instalación de las agrupaciones y asociaciones que ensayarán en este lugar. La Banda de Música, el Museo de los danzantes, la Escuela municipal de Folclore de Huesca y el proyecto educativo Jazz for Kids.

Los retrasos en la puesta en marcha de esta infraestructura cultural han sido continuos, ya que estaba previsto que estuviera listo para la instalación de las asociaciones y agrupaciones en este mismo mes de marzo. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, indica que se debían a las necesidades que se iban detectando.

Un edificio del año 1950, señorial y serio que ahora está en plena transformación hacia “unos espacios divertidos, más rock and roll; más interesantes”, en palabras del arquitecto responsable de la obra Umberto Bahillo.

El bloque no presenta problemas estructurales, pero requiere una profunda adecuación a su próximo uso como Casa de la Música. En primer lugar en el apartado de insonorización, uno de los aspectos en los que más se incide para cumplir con la normativa y así no afectar a la convivencia ciudadana.

El principal objetivo es por tanto evitar la contaminación acústica. Dobles ventanales y puertas especiales; la instalación de material específico para aislar el sonido y evitar la distorsión, son algunas de las claves de las actuaciones que se están acometiendo hasta final de mayo. La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, explica las necesidades existentes en los usuarios de estas infraestructuras.

La necesidad de dotar de funciones a edificios antiguos del centro de la capital oscense y de dar cabida a los grupos, asociaciones y colectivos de carácter cultural ha llevado a que la Audiencia Provincial pase a desempeñar funciones como casa de la Música, con un presupuesto de estas actuaciones de 200.000 euros. La accesibilidad es otro de los puntos importantes; el Museo de los Danzantes, que estará ubicado en este edificio, tendrá salida directa a la plaza Luis López Allué.

Cabe recordar que la planta tercera de este edificio ya funciona desde septiembre del pasado año como laboratorio de Co-working cultural.

Comentarios