Pensiones de "miseria" y una población envejecida amenazan a la provincia

Algo más de mil personas mostraban su “indignación” este sábado en la plaza de la Navarra de la capital oscense por un sistema de pensiones “precario” y que no tiene en cuenta las necesidades de la población. A la lectura del manifiesto de la Coordinadora Estatal, CC.OO. y UGT seguían las consideraciones con micrófono abierto. Tomaban la palabra diversas personas de avanzada edad que exaltaban las dificultades que tienen para llegar a fin de mes porque, además de sus gastos personales deben afrontar en muchos casos la ayuda que requieren sus hijos y familiares, y todo ello, aseguran, con unas “pensiones de miseria”. Su poder adquisitivo, indican, ha disminuido de manera constante y la situación ha llegado a un extremo límite.

La impresión generalizada es la indignación por la situación precaria que atraviesan con las pensiones que perciben, pero también muy preocupados por “los que vendrán después”; el envejecimiento poblacional de la provincia de Huesca sigue creciente y, por lo tanto, el problema será cada vez mayor si el Gobierno de España no adopta medidas. Tanto la Plataforma por unas pensiones dignas como los sindicatos mayoritarios consideran que esto afectaría de manera grave al territorio porque su tejido productivo iría cada vez a menos. De esa manera se reducirá también la renta per cápita por lo que será cada vez más pobre.

Por eso en la ciudad de Huesca la convocatoria nacional se percibía como un éxito por la gran cantidad de mayores que sufren este sistema público de pensiones que impide llevar una vida digna tras la jubilación. También jóvenes, totalmente concienciados de que mañana serán ellos quienes padezcan este “despropósito”, calificaban, ya que el Gobierno central no adopta ningún tipo de medida “demostrando una falta total de empatía con los ciudadanos”.

Reclaman la derogación de las reformas legislativas del 2011 y de 2013, el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones públicas; recoger las pensiones como un derecho constitucional e incluirlas en los Presupuestos Generales del Estado; restablecer la jubilación a los 65 años; la desaparición de la brecha de género en las pensiones y adaptar las pensiones al IPC.

En la provincia de Huesca hay 52.387 pensionistas. La pensión media de jubilación está en 1.016 euros; inferior por tanto a la media nacional.

Comentarios