Ibercaja prevé su salida a bolsa en 2020

Ibercaja se ha fijado el año 2020 como fecha para su salida a bolsa, coincidiendo con el último ejercicio en el que la Fundación Bancaria Ibercaja, propietaria del 87,8% de la entidad financiera, debe rebajar su participación a menos del 50%. Así lo ha anunciado este sábado el presidente del banco, José Luis Aguirre, en la presentación del plan estratégico de Ibercaja para los años 2018-2020. "El plan está diseñado para salir a bolsa en 2020", afirmó Aguirre, consciente de que la banca operativa tiene la tendencia a estar cotizada, lo que -ha dicho- "es positivo porque homologa, le hace ser exigente y agiliza el acceso al mercado de capitales", tal y como informa Heraldo de Aragón.

Satsifecho con la evolución del plan estratégico 2015-2017, el consejero delegado de Ibercaja, Víctor Iglesias, ha anunciado por su parte los objetivos de la entidad para los próximos tres años, marcados por la meta de ganar 320.000 nuevos clientes, entre ellos 15.000 de banca personal y privada y 6.400 en empresas. La entidad prevé que el número de clientes particulares y empresas vinculados esté creciendo a ritmos anuales de 50.000 y 9.000 respectivamente, duplicando así el crecimiento registrado en el año 2017. Con el nuevo plan, ha apuntado Iglesias, el banco "aspira a incrementar su capacidad de crecimiento rentable, aprovechando las oportunidades de los nuevos tiempos". Oportunidades que, ha precisado, pasan por programas de acercamiento al ciente, por la digitalización y por la optimización de la estructura de capital.

"El dinamismo comercial que se va a conseguir en este ciclo permitirá avanzar de forma sustancial en las principales métricas de rentabilidad y solvencia del Banco”, ha señalado el consejero delegado. Así,“para 2020 hemos elevado nuestro objetivo de solvencia básica hasta el 11,5%, aspiramos a superar el 9% de ROTE, duplicando el beneficio neto de 2017 en 2020, y queremos situar nuestro ratio de eficiencia por debajo del 55%”, ha indicado Iglesias. En cuanto a los activos improductivos, el banco trabajará para reducirlos a cerca de la mitad.

Para el consejero delegado de la entidad aragonesa, 2018 todavía será un año “complejo para nuestra cuenta de resultados”, pero ha asegurado que en 2020 “nuestro banco tendrá un balance sano, una elevada solvencia, una rentabilidad competitiva y una eficacia comercial a la altura de los mejores”.

El plan estratégico 2018-2020 ha sido presentado por Iglesias en el Palacio de Congresos de la Expo de Zaragoza en un acto al que han asistido el equipo directivo y todos los directores de oficinas, jefes y responsables de los servicios centrales y de las direcciones Territoriales de Aragón, Rioja-Burgos-Guadalajara, Extremadura y Sur, Madrid y Noroeste y Arco Mediterráneo. Tanto Iglesias como Aguirre han agradecido a todos ellos el esfuerzo realizado, así como su profesionalidad y compromiso con el proyecto del banco.

Comentarios