sociedad

2020, un año atípico para Cruz Roja en su labor por la atención a los más desfavorecidos

En cuanto a la atención urgente a necesidades básicas y apoyo por la crisis, se ha realizado un total de 8.747 entregas a 3.287 personas distintas

El coordinador provincial de Cruz Roja Sifro González, el presidente Juan Rodrigo y el vicepresidente Bernardo Mas han presentado la memoria 2020
El coordinador provincial de Cruz Roja Sifro González, el presidente Juan Rodrigo y el vicepresidente provincial Bernardo Mas han presentado la memoria 2020

La crisis sanitaria ha sido decisiva en la labor que ha realizado Cruz Roja durante el último año en toda la provincia de Huesca, y así lo han reflejado los datos que componen la memoria de 2020 publicada. Unos meses en los que ha aumentado considerablemente la ayuda y atención hacia las personas más necesitadas y vulnerables, tanto jóvenes como ancianos en situación de soledad durante un tiempo que desde la organización definen como “año de la pandemia”.

Y es que entre los datos más reseñables destaca la atención urgente a necesidades básicas y apoyo específico por la crisis, ante la que se ha realizado un total de 8.747 entregas a 3.287 personas distintas. Desde calzado, textil y alimentación hasta pagos de recibos, ayudas educativas y de carácter sanitario se han realizado alrededor de 2.000 entregas que en años anteriores. Una situación en la que mantienen que existe “una cronificación de la pobreza”. En lo que respecta a Cruz Roja Juventud, alrededor de 3.600 niños, niñas y jóvenes han notado el respaldo en cuanto al tema del apoyo escolar.

WER

Sifro González, coordinador provincial de Cruz Roja
SIFRO 1 CRUZ ROJA

En cuanto a la exclusión residencial por temas de vivienda, también ha habido un incremento al pasar de las 78 ayudas realizadas en 2019 a las 100 de 2020. No es lo único, pues en la activación social de la mujer ha aumentado la atención de 53 a 65 personas. Por desgracia, existe también un incremento en el programa de atención y protección a victimas de violencia de género desde 2018. Durante los últimos tres años, las cifras han ascendiendo desde las 82 mujeres atendidas en 2018, pasando por 102 en 2019 hasta 132 en 2020.

Por otro lado, uno de los pilares en los que se sustenta el trabajo de Cruz Roja es la atención a personas mayores y con discapacidad, entre las que se ha atendido a 4.741 y 719 respectivamente gracias a su labor con el transporte avanzado. El desplazamiento y acompañamiento desde pequeños pueblos a centros de salud ha sido fundamental, incluida a compañía desde la distancia con las casi 10.000 llamadas realizadas por los voluntarios durante los meses importantes del confinamiento.

Bernardo Mas, vicepresidente provincial de Cruz Roja
MAS 1 CRUZ ROJA 1

Además, en cuanto a la asistencia domiciliaria, 3.863 han sido las personas atendidas en la provincia, aumentándose las cifras en la localización de personas con algún deterioro cognitivo, de 9 a 18. La asistencia sobre socorros y emergencias ha sufrido un descenso considerable, pasando de los 495 preventivos terrestres realizados en 2019 a los 85 de 2020.

Respecto al plan de empleo, es uno de los proyectos en los que aseguran se trata de meter “más músculo”, ayudando así a 487 personas. No obstante, los ratios se ha visto reducidos, bajando de un 56% a un 41% debido a la crisis sanitaria, económica y social.

En definitiva, la memoria 2020 de Cruz Roja refleja un año atípico en cuanto a incrementos y decrementos inesperados en cualquier otro año. Unos números que, sean más o menos esperados, reflejan la labor, la solidaridad y la ayuda de los más de 2.400 voluntarios y asimilados que forman parte de una lucha tan importante como es la de “personas ayudando a otras personas”, de los cuales más de 400 se han sumado a dicho trabajo en los momentos más difíciles.