TORRECIUDAD

Alcaldes de Ribagorza y Sobrarbe apuestan por la unidad de miras y proyectos en Torreciudad

Este jueves se celebraba la jornada de puertas abiertas en el santuario

Torreciudad Enero
En el encuentro participaban alcaldes de las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe

Este jueves, se celebraba en Torreciudad, jornada de puertas abiertas en la que participaban varios alcaldes de las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe, entre otros, Ángel Vidal, alcalde de Secastilla, Maite Bardají de La Puebla de Castro, José Antonio Lagüéns de Graus, Joaquín Montanuy de Isábena, Enrique Pueyo de Aínsa y José María Ariño del valle de Lierp. También asistían Mª Ángeles Gracia, gerente de la Asociación de Empresarios de la Ribagorza, y Mercedes Lanau de la oficina de turismo de Aínsa.

Tras la bienvenida del rector el grupo realizaba una visita guiada por los distintos departamentos en los que se organiza la acogida de peregrinos: oficina de turismo, mantenimiento, atención del culto, visitas guiadas, o servicios para los centros de formación. Durante el recorrido conocían la ubicación del futuro centro de visitantes, un nuevo espacio proyectado para ofrecer al visitante información sobre Torreciudad con modernos sistemas digitales basados en experiencias sensoriales interactivas.

Después asistían a la presentación del proyecto ‘Torreciudad, un plan de renovación’ iniciado el año pasado que tiene como objetivo adecuar el santuario a las nuevas necesidades de visitantes y peregrinos. Se subrayaba el
arraigo multisecular en el territorio de la devoción a la Virgen de Torreciudad y la vocación de servicio del santuario al desarrollo y la formación de los habitantes de la zona.

Tras el almuerzo había un interesante intercambio de impresiones en el que los asistentes coincidían en poner la unidad de miras y de proyectos como factor esencial para alcanzar acuerdos en beneficio de todos. También se ponía en valor la experiencia de renovación que se vive en el santuario como un elemento que ejerce un gran atractivo en muchas personas y favorece las relaciones.

Al finalizar la jornada se podían concretar ya varios encuentros bilaterales entre el patronato de Torreciudad y los municipios con el fin de explorar modos de colaboración en proyectos definidos de promoción turística. Los asistentes recibían una botella de vino, obsequio de la ribagorzana bodega Obergo.

Comentarios