MONTAÑISMO

Aneto selectivo en agosto

Las condiciones , con bloques y glaciar visibles,  hace que, un 30-35% de montañeros que intentan la ascensión, no lleguen a la cumbre

Aneto agosto 19
A finales de julio comenzó ya a ser visible el hielo del glaciar que, en la actualidad, está totalmente al descubierto. Foto Ch. Carrera

Intentar la ascensión al techo del Pirineo, el Aneto (3.404m), siempre resulta una actividad de alta montaña exigente pero lo es, especialmente, en agosto, y, sobre todo, cuando, como ha sucedido este año, la escasez de nieve, y las altas temperaturas, han dejado ya al descubierto todo el glaciar.

Nada tiene que ver la ascensión este mes de agosto al Aneto con el año pasado, dice Chemary Carrera, guía de montaña, que recuerda que, en 2018, había nieve casi hasta 2.900m mientras que, este año, a mitad de julio ya habían quedado al descubierto los bloques de piedras y unos días después comenzó a aparecer el hielo del glaciar.

Chemary Carrera, guía de montaña

Estas condiciones hacen que la ascensión sea, físicamente, mucho más exigente y que haya que tener especial cuidado al atravesar el glaciar. Andar bien y tener una buena postura, calzar una buena bota y llevar, y saber usar, crampones y piolet, es una recomendación que deben tener en cuenta quienes se están planteando intentar la ascensión al Aneto.

Aneto agosto 19 2
Los bloques y el hielo del glaciar hacen que la ascensión sea, físicamente, mucho más exigente. Foto Chemary Carrera
Aneto agosto 19 3
Es la propia montaña, con las condiciones que presentas este mes de agosto, la que 'decide' quién esta preparado y quien no

A pesar de las condiciones ‘duras’ que, este mes de agosto, presenta la ascensión, gente que no está preparada, dice Carrera, lo intenta por la fama que tiene el Aneto o porque es el más alto del Pirineo. Ahí, añade, es donde el propio terreno se encarga de hacer la ‘criba’. Un 30-35% de montañeros, apunta, no alcanzan la cumbre por falta de preparación o de equipamiento.

Cuando llegan al glaciar, dice, Chemary Carrera, que durante el verano sube varias veces, hay mucha gente que se da la vuelta. Esa es una actitud coherente, añade, si no estás preparado, dejarlo para cuando lo estés o intentar la ascensión a finales de mayo o principios de junio que suele ser el momento ideal.

Chemary Carrera, guía de montaña

Miércoles y viernes, a través de la campaña Montaña Segura, se ofrecen unas charlas en Benasque, ‘Aneto Seguro’ en las que se habla de qué y cómo debe afrontarse la ascensión, horarios, equipamiento o toma de decisiones. Acude, añade Carrera, no sólo gente que tiene prevista la ascensión sino también personas que la han hecho, recientemente, y que se dan cuenta que les hubiera resultado útil acudir a ella antes de plantearse la actividad.

Comentarios