iglesia

Ángel Pérez: “Éste es un reconocimiento para aquellas personas que con su trabajo ayudan a los que están silenciados”

El coordinador de la Pastoral Penitenciaria valora la labor de capellanes y voluntarios tras la concesión de la Medalla de Plata al mérito social

Ángel Pérez tarjetas Navidad
Ángel Pérez con los delegados regionales de Pastoral Penitenciaria.

La Secretaría de Estado de Asuntos Penitenciarios concedía la Medalla de Plata al mérito social a la Pastoral Penitenciaria de las diócesis aragonesas en un acto de entrega que tenía lugar en el Centro Penitenciario de Daroca con motivo de la festividad de la Virgen de la Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias. Al respecto su coordinador regional y también Obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, agradecía dicho reconocimiento a esas personas que trabajan, y mucho, por dar voz y dar una mayor dignidad a esas personas que están silenciadas.

"Los capellanes y voluntarios buscan la posibilidad de provocar la sexta obra de misericordia corporal, visitar a los presos. Así, la Iglesia intenta propiciar en los reclusos el reconocimiento de su culpa, predisponerlos a pedir perdón a las víctimas, restituir los posibles daños y ayudarles a recobrar la dignidad que tienen como hijos de Dios", añadía el Obispo que agradecía la labor de todas aquellas personas que participan en la labor y en los 24 programas de formación con más de cien voluntarios y un equipo específico "Salida Digna" que se encarga de acoger a las personas sin recursos cuando quedan éstas en libertad ayudando en su reinserción social.

“Ayudamos a los reclusos a recobrar su dignidad", concluía el responsable regional de la Pastoral Penitenciaria y Obispo, Ángel Pérez.