GRAUS

Animado y emotivo inicio de fiestas en Graus

En la tarde del día 12  se escuchaban las primeras albadas de las fiestas 

Graus. Fiestas 19. Día 12
Aspecto que presentaba el 'puente de abajo' en la espera de la gaita

A las 19 horas, vecinos y visitantes acudían al puente de abajo para recibir, como manda la tradición, a los gaiteros, en lo que se conoce como la espera de la gaita donde participan miembros de la cofradía, repatanes y repatanas, danzantes y danzantas y autoridades municipales, entre otros. Quienes acudían hasta este punto de la villa eran obsequiados con albahaca y torta. Además, el grupo de Dances y Albadas de Graus realizaba, por segundo año, un homenaje a los danzantes fallecidos que consistía en colocar a la escultura del gaitero, que se ubica a la entrada del puente, un ramo de albahaca y claveles.

Desde allí, el ‘cortejo’ se dirigía a la casa en la que habitó San Vicente Ferrer donde, Marta Pociello, entonaba la primera albada.

Tras una mañana que, desde el sonido del trabucazo, desbordaba alegría y bullicio, lo cual se hacía evidente en el desfile de carrozas, con menor participación de artefactos pero donde no faltaban las carrozas de la rondalla, los gaiteros, los repatanes o las de algunas peñas habituales del pasacalles, se pasaba a una tarde igual de intensa pero asociada a otro ritmo y sonido, el de las gaitas y las albadas.

Marta Pociello, cantando la albalda a San Vicente Ferrer

Tras, esta primera parada, llegaba la visita a la capilla del Santo Cristo, en la iglesia de San Miguel, otro de los patronos de la villa al que se honraba con otra albada y con la ofrenda de frutos. También a la alcaldesa, al párroco y al prior de la cofradía del Santo Cristo y San Vicente Ferrer, se les ‘brindaba’ una albada.

Graus. Fiestas 19. Día 12
Canto de la albada en la capilla de Santo Cristo

Las albadas son para los grausinos cantos arraigados y muy tradicionales que se escuchan la tarde del día 12, y la madrugada del 14 al 15 en una ronda que comienza a las 2 y concluye varias horas después, en la plaza Mayor, con reparto de guiso de ternera.

Comentarios