educación

ANPE aprecia lagunas que aumentan la incertidumbre de cara al inicio del próximo curso escolar

No están de acuerdo con que, en aras de la autonomía de los centros, se les deje la responsabilidad de diseñar las medidas de seguridad

Escolares
ANPE manifiesta sus dudas de cara al inicio del próximo curso escolar 


El Consejero del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, dio a conocer el 25 de junio el borrador del "Plan de contingencia" esperado para preparar el inicio de curso próximo con medidas necesarias para hacer frente a la pandemia de la Covid-19. El sindicato educativo ANPE ha mostrado su preocupación, como representantes de los docentes de la educación pública, la concreción en la norma de elementos fundamentales, como la forma de realizar desdobles en centros donde el espacio ya es reducido como para mantener la distancia de seguridad, cómo organizar las aulas de primaria con los mismos alumnos, cómo se organizarán los turnos de recreo o de comedores escolares.

Tampoco ven unas actuaciones claras de cara a determinar cómo se va a proteger al profesorado mayor de 60 años y vulnerable a Covid-19, así como si se va a tener en cuenta la incidencia que los “grupos estables de convivencia” pueden tener en los contagios de familiares de esos alumnos, mayores o con patologías de vulnerabilidad, que conviven con ellos.

Consideran que de las palabras del Consejero queda claro que se van a mantener las ratios de alumnos/as por aula y que no se tiene en cuenta la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias, lo que conlleva un aumento del riesgo de contagio. Tampoco conocen la previsión del aumento de plantillas que se va a determinar para hacer frente al plan de refuerzo y los desdobles necesarios para desarrollar los contenidos no tratados durante estos meses de formación online, y reforzar a aquellos alumnos/as que lo requieran.

Critican que el Departamento de Educación habla de autonomía de los centros frente a la dejación de funciones que realiza, pasando a los equipos directivos la gran responsabilidad de diseñar las medidas de seguridad para el próximo curso. Por ello, desde ANPE, solicitan una mayor concreción de la norma, no dejando la responsabilidad a cada centro educativo en pro de su autonomía. Creen que en estos momentos se requieren medidas concretas, claras, comunes y que faciliten la gran labor que están haciendo en todos los centros educativos.

Una de ellas, sería que para todos los docentes, y aquel alumnado que va a permanecer en el aula sin medidas de protección ni guardando distancia de seguridad, se realicen pruebas de control para saber si es portador/a (test PCR previo a la incorporación a la actividad presencial, toma de temperatura diaria, o cualquier otra medida de control que establezcan las autoridades sanitarias). Asimismo, exigen un plan de contingencia elaborado de cara a tener que volver a la educación on line; conocer cuál es el presupuesto destinado a la adaptación de los centros educativos ante la nueva situación derivada de la pandemia, y cuál es la previsión de aumento de plantilla docente para cubrir los programas de refuerzo y los desdobles necesarios.

También consideran que sería importante de cara a la gestión de posibles rebrotes contar con la presencia de la enfermera/o escolar en los centros educativos. Y añaden finalmente que otra medida que limitaría el riesgo de contagio sería que todos los centros de educación Infantil y Primaria pasaran a jornada continua para reducir el tiempo de estancia en los mismos y el periodo intersesiones.

Comentarios