educación

ANPE presenta a la ministra de Educación y al secretario de Estado un decálogo de reivindicaciones

El sindicato recordaba que el nuevo anteproyecto de ley que se está tramitando no es la reforma global y profunda que necesita la educación en España

Reunión entre ANPE y la ministra de Educación Isabel Celáa
El presidente nacional de ANPE, la ministra de Educación, el secretario de estado de Educación y Formación Profesional y el vicepresidente nacional de ANPE.


La ministra de Educación, Isabel Celáa recibía este martes a responsables del sindicato educativo ANPE a quienes explicaba su propuesta de reforma educativa. Desde ANPE se le hacía entrega de un decálogo de propuestas para la mejora de la enseñanza pública y su profesorado, y le pedían, que dichas cuestiones sean negociadas y consensuadas con los representantes del profesorado.

ANPE le manifestaba que el nuevo anteproyecto de ley que se está tramitando no es la reforma global y profunda que necesita la educación en España, sino una reforma parcial que no aborda, entre otras cuestiones, la situación del profesorado, aunque se corrigen algunas deficiencias de la LOMCE relacionadas con medidas académicas, el diseño curricular, la estructura de los ciclos y el funcionamiento de los centros.

El sindicato ya se había pronunciado sobre la propuesta del anteproyecto, en la mesa sectorial y en el dictamen consultivo del Consejo Escolar del Estado. No obstante, desconocen cual va a ser el resultado final del texto y su devenir en el trámite parlamentario.

Por todo ello, ANPE pedía a la ministra que de manera paralela a la tramitación de la Ley se aborde y se impulse en los foros de negociación correspondientes una decena de propuestas profesionales y laborales, que solicitan: cambio en la política educativa, equiparación retributiva del profesorado, amplias ofertas de empleo público, financiación y recuperación de condiciones laborales perdidas, existencia de una enfermera escolar en todos los centros educativos, convivencia en los centros educativos y dignificación de la profesión docente, apuesta por la enseñanza pública, devolver el liderazgo a los claustros y reducción de la burocracia, conciliación familiar y laboral del profesorado y, finalmente, reducción de las ratios y del horario lectivo del profesorado, a 23 horas en infantil y primaria y 18 en el resto de enseñanzas.

ANPE exige que estas reivindicaciones sean negociadas y consensuadas en las diferentes mesas de negociación. La ministra manifestaba su disposición al diálogo. Desde ANPE creen que el profesorado es el principal factor de calidad en la educación y exige un compromiso firme con la enseñanza pública y su profesorado.

Comentarios