educación

ANPE reclama medidas educativas precedidas por un acuerdo básico de Estado

El sindicato pide también que se cuente siempre con la participación del profesorado

Las previsiones demográficas se han cumplido y quedan vías libres en Huesca
A las puertas del inicio del curso, ANPE presenta sus reivindicaciones para el profesorado


Ante el inicio del curso escolar, el sindicato educativo ANPE exige que las propuestas de modificación de la LOMCE y otras medidas que se quieran implantar vengan precedidas de un acuerdo de mínimos y cuente siempre con la implicación y participación del profesorado.
ANPE viene exigiendo desde hace tiempo la derogación de los recortes en educación, aunque no están de acuerdo con que la regulación del horario lectivo máximo del profesorado se deje en manos de las Comunidades Autónomas. Se debería fijar, con norma de carácter estatal, al igual que ocurre con las ratios máximas de alumnos por aula, para evitar que se produzcan situaciones discriminatorias entre comunidades con diferentes cargas lectivas, teniendo en cuenta además que el Tribunal Constitucional avala la competencia del Estado para regular con carácter básico la jornada lectiva mínima de los docentes.

La reducción del horario lectivo para el profesorado es una cuestión fundamental para mejorar la atención a los alumnos, por tanto, ANPE propone que el horario lectivo del profesorado sea como máximo de 18 periodos lectivos en los centros de Enseñanzas Medias y de 23 periodos lectivos, en los Centros de Educación Infantil, Primaria y Especial.

Además de la derogación de los recortes, ANPE exige llevar a cabo una serie de medidas para mejorar el sistema educativo y a su profesorado:

Impulsar la enseñanza pública como eje vertebrador del Sistema Educativo, alcanzar un acuerdo de financiación que permita acometer las reformas necesarias en igualdad de condiciones en todo el Estado, y vertebrar y cohesionar el Sistema Educativo, regulando un marco competencial básico en el que estén perfectamente definidos las atribuciones del Estado y las de las CCAA. Para promover estas medias, es necesario que se retome la idea de Pacto Educativo o al menos un Acuerdo Básico para adoptar una serie de cambios que no solo contemple el consenso de aspectos como la Religión o garantizar la escolarización en castellano como lengua vehicular, entre otras, sino también estos aspectos fundamentales que ANPE siempre ha defendido.

Piden también que se aborde la situación del profesorado y su futuro profesional, dando respuesta al diseño de la profesión docente en un doble aspecto, estableciendo una Ley de la profesión docente y, por otro lado, con un Estatuto de la Función Pública Docente que recoja y desarrolle la carrera profesional docente, desde el ingreso a la función pública docente hasta la jubilación. Sin olvidar reivindicaciones como la equiparación salarial y la reducción de burocracia en los centros educativos.

Proponen impulsar las líneas básicas para potenciar la Formación Profesional, estableciendo una colaboración directa y más efectiva entre las empresas y los centros educativos.
Elaborar un plan estratégico de la convivencia en los centros que permita la mejora de la convivencia y contemple el desarrollo reglamentario de la autoridad del profesor, un programa de prevención de acoso escolar que incluya la aceleración de los protocolos de protección a las víctimas, un plan específico de formación del profesorado y la reactivación del Observatorio Estatal sobre la Convivencia Escolar, entre otras medidas.

Finalmente, creen que ante este inicio de curso, es fundamental el fomento del diálogo a través de la Conferencia Sectorial de Educación y la Mesa de Negociación del personal docente. Desde ANPE piden que se cuente siempre con la implicación y participación del profesorado en la Mesa Sectorial de Educación para abordar todas estas medidas.

Comentarios