educación

Aprobado el Calendario Escolar con muy pocos cambios sobre al propuesta inicial

Se retrasa el inicio y final de curso en secundaria y bachiller y habrá tres puentes

En el IES Sierra de Guara de Huesca se imparten estos contenidos
El curso para secundaria y bachiller en los institutos empezará el 13 de septiembre y finalizará el 24 de junio

La mesa sectorial de Educación ha aprobado el calendario escolar para el curso 2018-2019, sin grandes novedades con respecto al borrador que presentó la DGA hace casi un mes. Lo más destacado es que se retrasará el inicio y el final de las clases en secundaria y bachillerato. El resto se mantiene, con la Semana Santa “corta”, como corresponde a la que cae mediado abril, y con tres puentes, en Todos los Santos, la Inmaculada y la Constitución y la Semana Blanca.

Tanto las clases de secundaria como bachillerato empezarán el 13 de septiembre, en lugar del 12 como se había propuesto en un principio, y finalizarán el 24 de junio, en vez del 21. Para infantil y primaria, el curso comenzará el 10 de septiembre y finalizará el 20 de junio.

Las vacaciones de Navidad serán del lunes 24 de diciembre al lunes 7 de enero. Y, en cuanto a la Semana Santa, al ser el 18 y 19 de abril Jueves y Viernes Santo, las vacaciones serán las conocidas como “cortas”, del lunes 15 al lunes 22, aunque en este caso se uniría al 23 de abril, martes, día de Aragón. Los escolares de la provincia disfrutarán durante el curso de tres puentes. Para Todos los Santos, con el viernes 2 de noviembre, para la Constitución y la Inmaculada, con el viernes 7 de diciembre, y el 14 y 15 de febrero, en la Semana Blanca. Además, hay que fijar dos días más, como festividades locales incluidas en el calendario laboral de cada localidad. En Huesca capital, uno de esos días será el martes 22 de enero, festividad de San Vicente.

Tras conocer la aprobación del Calendario Escolar, FAPAR, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón, recuerda que las modificaciones en este documento deben ser consensuadas entre los distintos sectores que representan a la comunidad educativa. Indican que se han rechazado las enmiendas para adoptar el denominado calendario pedagógico, que propone interponer una semana de descanso cada dos meses lectivos aproximadamente.

FAPAR afirma que este debate no es nuevo, y en las dos veces anteriores en que se planteó, no se pudo alcanzar un consenso. Por ello, creen que se puede abrir de nuevo el debate, pero no tomar una decisión de esta trascendencia de forma unilateral con los sindicatos. Ante ello, se requiere un debate sereno, reflexivo, fundamentado, con tiempo y entre todos los sectores de la comunidad educativa.

Esta Federación recuerda que en España las festividades religiosas condicionan el calendario escolar y el laboral y, aunque les gustaría que fuese de otra manera, por el momento, ambos deben convivir de la mejor manera posible. Y añaden que la educación es un servicio público que debe velar por los intereses de los alumnos, pero también de sus familias, lo que supone conjugar las necesidades pedagógicas del alumnado con las necesidades de conciliación de las familias, ya que son dos aspectos que conviven y no pueden ser disociados.

Comentarios