salud pública

Aragón espera pasar a la fase 2 de la desescalada

Ya se ha publicado la orden que flexibiliza restricciones en lugares de menos de 10.000 habitantes afectando en la provincia solo a Sabiñánigo

Toda la comunidad espera avanzar de fase en busca de la normalidad
Toda la comunidad espera avanzar de fase en busca de la normalidad

El Ministerio decide en la jornada de este viernes los territorios que van a pasar de fase en busca de alcanzar a finales del mes de junio la nueva normalidad. Toda la comunidad aragonesa espera pasar a la fase 2, aunque el presidente de Aragón, Javier Lambán ha hablado en diferentes ocasiones de un discurrir más rápido en la zona rural debido a sus características de población. Otro de los objetivos aragoneses es el que se pueda dar luz verde a los desplazamientos entre provincias.

En esta fase se aligera, en un principio, un buen número de restricciones en el ámbito social y se dan nuevos pasos de cara a poder continuar con la reapertura de negocios en busca de la reactivación económica.

A pesar de todo ello, el uso de mascarillas, obligatorio desde este jueves continuará, además de la necesidad de continuar con el respeto de todas las medidas de seguridad como mantener la distancia social y la higiene adecuada de las manos.

Además, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este viernes la orden que tiene por objeto flexibilizar ciertas restricciones en los municipios de hasta 10.000 habitantes, novedad que en la provincia de Huesca afecta solamente a Sabiñánigo, quedándose Binéfar fuera. 

La norma deja sin aplicación en esos municipios las franjas horarias que afectan a los desplazamientos por parte de la población infantil y a la realización de actividad física no profesional. Desaparecen las condiciones para los paseos con niños, que ya no estarán limitados a un máximo de tres menores y un solo adulto. A partir de ahora, y en estas localidades, esos paseos podrán hacerlos juntos todos los convivientes en un mismo domicilio.

Además, dichas actividades podrán practicarse en todo el término municipal o, en su defecto, a una distancia máxima de cinco kilómetros, incluyendo municipios adyacentes, siempre que se encuentren en el ámbito de aplicación de esta orden y pertenezcan a la misma unidad territorial de referencia.

La orden se refiere también a los mercados al aire libre y mercadillos, que podrán proceder a su reapertura siempre que así lo decidan los ayuntamientos u órganos de gobierno de los entes locales de ámbito territorial inferior al municipio. Se dará prioridad a los mercadillos de productos alimentarios y de primera necesidad, procurando que se garantice la no manipulación por parte de los consumidores de los productos en venta.

Podrán reabrir también los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local. No así las discotecas y locales de ocio nocturno.

Comentarios