universidad

Aragón trabaja para asegurar un inicio de curso universitario con las máximas garantías para el alumnado y el personal universitario

El director general de Universidades, Ramón Guirado, participa en la comisión delegada de la Conferencia General de Política Universitaria
El director general de Universidades, Ramón Guirado, participando en la comisión delegada de la Conferencia General de Política Universitaria


El Gobierno de Aragón trabaja para asegurar un inicio de curso universitario con las máximas garantías sanitarias y en las mejores condiciones posibles tanto para el estudiantado, como para el profesorado, pese a la situación sobrevenida por la Covid19. El director general de Universidades del Gobierno de Aragón, Ramón Guirado, asegura que Aragón lleva meses trabajando con planificación y de forma coordinada con la Universidad para garantizar una docencia fundamentalmente presencial, pero sin riesgos para la comunidad universitaria. Y cómo en los últimos días se están intensificando los contactos, también con las autoridades sanitarias, para garantizar un retorno a las aulas con las máximas garantías.

De esta forma, se ha reducido el aforo de las clases al 50% para respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros y se ha llevado a cabo la digitalización de más de 200 aulas para garantizar un seguimiento online de las materias en caso de que la evolución de la pandemia lo haga necesario o el aforo no permita la asistencia presencial de todos los alumnos. Además, La Universidad podrá ofertar llevar a cabo toda la docencia online, en unos determinados supuestos, si así lo solicita el estudiante.

Guirado participó en la reunión de la Comisión Delegada de la Conferencia General de Política Universitaria, que reúne al Ministerio con todas las autonomías y que se ha celebrado de forma telemática por la crisis sanitaria.

El responsable de Universidad indicó además que, en caso de que las condiciones sanitarias obliguen finalmente a un escenario de semipresencialidad, tendrán prioridad en la asistencia presencial los estudiantes con más dificultades o brecha digital, en línea de lo ya anunciado por la universidad.

Para apoyar al alumnado con mayores dificultades, hay que recordar que la Consejería y la Universidad ya acordaron como medida excepcional no incrementar este curso las matrículas de las asignaturas no superadas en el 2019/2020. Esta medida tendrá un coste estimado de 3,1 millones de euros.

En el caso de que haya multiplicidad de grupos, algunos podrán programarse online, garantizando espacios para seguir las clases para el estudiantado que tenga problemas de conectividad. La Universidad se compromete también a que el profesorado pueda impartir docencia online desde su despacho u otras instalaciones del campus. Las tutorías y dirección de trabajos finales se realizarán preferentemente a distancia. También se han establecido directrices para el correcto desarrollo de las clases prácticas y de las prácticas externas. Y se ha establecido en coordinación con el Departamento de Sanidad el protocolo de prácticas en el ámbito sociosanitario.

Para terminar de adaptar este protocolo a la actual situación sanitaria y ante el próximo inicio de curso, previsto para el día 14, Guirado ha anunciado que este miércoles se celebrará una reunión a cuatro bandas, entre la Consejería de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, la Consejería de Sanidad, la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge.

Comentarios