medio ambiente

Binaced apuesta por el cuidado medioambiental en su programación cultural

La programación se está llevando a cabo durante los meses de mayo y junio y está financiada por la DPH

Actividades medioambientales / Binaced
Actividades medioambientales / Binaced

Un año más, Binaced apuesta por el cuidado del medioambiente en su programación cultural. Para ello, ha preparado una propuesta que se desarrollará entre los meses de mayo y junio, y que ha sido financiada en un 80% por la Diputación Provincial de Huesca.

La programación está compuesta por unos juegos de pistas denominados “El secreto del Pino”, que tendrá lugar el sábado, 5 de junio, con motivo del Día Mundial de Medio Ambiente (también podrá realizarse de forma autoguiada); y de una charla participativa y un taller práctico, que lleva por título “Desplastificamos nuestro día a día” y se llevaba a cabo el pasado 8 de mayo.

Juego de pistas presencial y autoguiado
“El secreto del Pino” es un juego de pistas que se llevará a cabo presencialmente, y que también estará disponible para realizar de manera autoguiada. Su objetivo es concienciar de manera lúdica acerca del impacto de nuestros gestos cotidianos y promover el consumo responsable.

A partir de una historia inicial, y siempre a través del juego, los participantes realizarán diferentes retos en los que tomarán conciencia de sus hábitos de consumo, y del poder que tienen como agentes de cambio hacia un modo de vida más sostenible y respetuoso con nuestro entorno.

La actividad está dirigida a familias, y se puede realizar de manera autónoma a partir de 10 años. Consiste en la realización de pruebas que requieren de distintas habilidades para resolverse: observación, ingenio, memoria, creatividad, etc.

Para ello, en el caso del juego presencial, las familias o personas participantes se organizarán en grupos por unidades de convivencia. Una vez superadas las pruebas, la actividad finalizará con un mensaje final y una actividad cooperativa de cierre. ¡En equipo, llegamos más lejos y es más divertido!

La modalidad autoguiada se realizará con el apoyo de un folleto DINA4, que incluirá: la información básica con las instrucciones para jugar, el mapa con la ubicación de las pruebas y los códigos QR con los distintos retos.

La creación de esta actividad será personalizada para adaptarse al máximo a la realidad del municipio. Se tendrán en cuenta los elementos físicos del pueblo, recursos que pueden verse y tocarse. Los retos y pruebas se realizarán aprovechando la reciente señalización de la ruta verde “Los Miradores de Binaced”, por el núcleo y los alrededores del pueblo.

Charla participativa y taller práctico
El objetivo de la charla participativa y taller práctico “Desplastificamos nuestro día a día” es fomentar el consumo responsable. Nos damos cuenta del grave impacto de nuestro modelo de consumo y del uso de los plásticos en la vida cotidiana. Cuestionamos la felicidad entendida como consumo de bienes materiales, y fomentamos un modo de vida más responsable, respetuoso y sostenible.

Se trata de una doble actividad formativa. Incluye una parte de contextualización, transmisión de contenidos y toma de conciencia. Y otra más práctica, como ejemplo de acciones que podemos llevar a cabo para trasladar lo aprendido a nuestro día a día.

Abordamos de manera visual y participativa el impacto de nuestro sistema lineal de producción y consumo, y la problemática de los plásticos. Exploramos cómo con nuestros hábitos cotidianos estamos provocando un grave impacto ambiental, y nos planteamos nuestro estilo de vida, basado en el consumo masivo. Mostramos soluciones aplicadas a nuestro día a día para vivir de manera más sostenible.

• Taller práctico
Se llevaba a cabo un taller práctico en el que fabricaban un envoltorio reutilizable para alimentos, a partir de materiales naturales: telas de algodón y cera de abeja (un recurso local). Cada persona participante se llevaba su envoltorio a casa. Este taller servía de muestra de las pequeñas acciones con gran repercusión que podemos llevar a cabo en nuestra vida cotidiana para llevar a cabo un consumo más consciente y responsable. Esta actividad, por tanto, servía para concienciar acerca de la importancia de nuestros hábitos del día a día, y del impacto que generan. De manera que se promueva la participación activa de las personas hacia un mundo más sostenible.