galardones

Cambiar Monzón propone a Open Arms para los galardones Joaquín Costa

La ONG, a la que pertenece la montisonense Laura Lanuza, se dedica al salvamento de personas que intentan llegar a Europa

Laura Lanuza, de Open Arms, en una de las charlas realizadas en el SEIP Joaquín Costa
Laura Lanuza, de Open Arms, en una de las charlas realizadas en el SEIP Joaquín Costa

Cambiar Monzón considera que Open Arms, organización no gubernamental que cuenta con la montisonense Laura Lanuza, dedicada al salvamento de personas que intentan llegar a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza, es merecedora de los galardones Joaquín Costa en la categoría Social Humanitaria por realizar un trabajo de salvamento que, desgraciadamente, las administraciones no realizan. Prueba de ello es que ha salvado en menos de cuatro años casi 60.000 personas.

El portavoz de Cambiar Monzón, Vicente Guerrero, ha señalado que “la organización no gubernamental, Open Arms, es una entidad sin ánimo de lucro cuya principal misión es proteger con su presencia en el mar a aquellas personas que intentan llegar a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza. Nació de una empresa de socorrismo y salvamento marítimo con dilatada experiencia en las costas españolas”.

Guerrero añade que “su trabajo fundamental se centra en la vigilancia y salvamento de las embarcaciones de personas que necesitan auxilio, así como a la denuncia de todas las injusticias que están pasando y que nadie cuenta. Su actividad empezó con unas fotos de niños ahogados en una playa y a partir de ahí vieron la necesidad de ayudar a gente que nadie ayudaba. Pensaron que si ellos salvaban en las costas españolas, cuál es la razón por la que nadie ayuda a la gente que muere en otras. Desde septiembre de 2015 a julio de 2019 han logrado salvar, dando la oportunidad de llegar a tierra firme, a 59.706 personas”.

Por su parte, la también concejal de Cambiar Monzón, Milva Bueno, ha apuntado que “realiza trabajo en África occidental a través de la formación y la sensibilización para empoderar a las comunidades de origen; permanecen en el Mediterráneo Central con una embarcación de vigilancia y salvamento dado que las muertes y naufragios se han multiplicado los últimos años; en septiembre de 2015 comenzaron a trabajar en la isla griega de Lesbos para ayudar a refugiados que llegan a esa costa y desde entonces han ampliado su actividad a los puntos de origen de las travesías que llevan a Grecia; realizan campañas de sensibilización en niños y niñas de toda España incluido Aragón, al objeto de que comprendan la realidad existente y no permitan en un futuro que la realidad que se está viviendo continúe en el futuro. De hecho -ha finalizado Milva Bueno- recientemente participaron, a través de su responsable de prensa, la montisonense Laura Lanuza, en una charla en el Colegio Joaquín Costa, donde recibieron el dinero recaudado por el centro en el desayuno solidario.

Finalmente Vicente Guerrero ha concluido señalando que “su actividad le ha llevado a recibir el prestigioso premio a los Derechos Humanos en 2019 otorgado por la Asociación Pro Derechos Humanos de España”.

Comentarios