DIÓCESIS DE bARBASTRO-MONZÓN 

Cáritas Diocesana abre nuevos puntos de atención en Aínsa, Graus y Tamarite de Litera

Las ayudas han aumentado más de un 25% durante la pandemia de la covid-19

Cáritas
El obispo, Ángel Pérez con Amparo Tierz, directora diocesana de Cáritas Barbastro-Monzón. 

Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón, con motivo de la celebración del Día del Amor Fraterno, agradece la generosidad de los diocesanos en estos "duros meses" en los que las ayudas han aumentado más de un 25%. Un año después del inicio de la pandemia, Cáritas sigue redoblando esfuerzos para estar cerca de quienes más lo necesitan, abriendo nuevos puntos de atención en Aínsa, Graus y Tamarite de Litera, que se suman a los ya establecidos en Monzón, Barbastro, Binéfar y Fraga.

Como explica la directora diocesana de Cáritas Barbastro-Monzón, Amparo Tierz, “nuestro principal objetivo es estar junto a la gente y nuestra obligación es recordar constantemente que las necesidades no dejan de aumentar. Los que antes eran vulnerables hoy lo son más”. Así, en la Agencia de Colocación de Cáritas advierten de las consecuencias que la pandemia tiene sobre el empleo, especialmente el femenino, y comprueban cómo personas que habían sido insertadas laboralmente vuelven a ser excluidas del mercado.

En este sentido, Cáritas hace un nuevo llamamiento a la colaboración, confiando en la generosidad de las administraciones, empresas y particulares, que depositan su confianza en una entidad que siempre tiene la puerta abierta, “incluso durante el confinamiento”, recuerda Tierz. A esa disponibilidad total contribuyen de forma directa, además del personal de Cáritas, los voluntarios, que han aumentado en este tiempo y suponen una colaboración imprescindible para hacerse presente en todos los rincones de la diócesis.

Nuevos perfiles demandan ayuda

La crisis sanitaria está modificando el perfil de las personas atendidas por Cáritas Diocesana. Personas que iban a empezar a trabajar pero no lo han hecho por la pandemia, autónomos o trabajadores en ERTE forman parte de esos nuevos vulnerables. En cuanto a las familias, matrimonios con hijos menores, familias monoparentales, personas de mediana edad que padecen algún tipo de enfermedad, o jóvenes en desempleo. 

Comentarios