agricultura 

César Trillo: “Hay un exceso de legislación que no es favorable para los usuarios del agua”

Riegos del Alto Aragón ha analizado el nuevo plan de Ebro con la participación de varios expertos de todo el país. También se ha hablado de la energia

Cartel de la jornada de Riegos del Alto Aragón
Cartel de la jornada de Riegos del Alto Aragón

Durante este jueves la Comunidad General de Riegos de Alto Aragón ha celebrado la 23º edición de sus Jornadas Informativas en donde se ha abortado el Plan Hidrológico de la Demarcación Ebro 2021-2027 desde el punto de vista del usuario y donde se ha conocido la realidad de otras cuencas hidrológicas de nuestro país. Un foro en el que también se puso sobre la mesa los cambios que está sufriendo el sector energético en nuestro país y los altos costes que esto supone paras comunidades de regantes y que luego se tendrán que ver reflejados en los costes de producción y en la venta del producto.

César Trillo, presidente de Riegos del Alto Aragón hablaba en primer lugar del exceso de legislación
TRILLO 1 JORNADAS 25
María Dolores Pascual, presidenta de la CHE analizaba los objetivos de este nuevo plan
PASCUAL 2 JORNADAS 25

Programa especial Riegos del Alto Aragón 

Para el máximo responsable de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, en la actualidad hay un exceso de legislación en el sector del agua. Señalaba que algunas políticas medioambientalistas ponen en jaque al sector agrícola, especialmente a los regantes. Y recordaba que ellos son los primeros en interesados en defenderlo y luchar por él. Trillo pedía a todos los estamentos políticos, desde Europa a las Comunidades Autónomas, que tengan en cuenta a los regantes.
Dentro de los datos ofrecidos está que el plan contempla hasta 2027, 890 actuaciones con un coste de 3.000 millones de euros.

Por su marte María Dolores Pascual, presidenta de la CHE, afirmaba que se ha trabajo mucho y bien los últimos años en defender al Ebro y los ríos de la cuenca y que el nuevo plan tiene dos líneas fundamentales: una es la renovación de la apuesta por la sostenibilidad, en un contexto nacional e internacional más exigente; y por otro lado una participación mayor en la participación de este plan tanto de las administraciones como de diferentes agentes que participan en los temas fluviales por el Plan del Ebro no es solo de la CHE, sino que es de todos los que viven y están con él.

Pascual recordaba que se contempla la continuación de cinco obras de regulación en la cuenca del Ebro y de 75 proyectos de modernización de regadíos transformando 47.000 hectáreas durante los próximos años.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha reiterado el compromiso del Gobierno de Aragón de “defender por encima de cualquier otro interés que el nuevo Plan Hidrológico responda a las necesidades de Aragón, para lo que la regulación hidráulica y el regadío -tanto en términos de modernización como de creación- resultan claves y determinantes”. Prueba de ello es que desde 2016, “el Departamento de Agricultura ha comprometido 212 millones de euros en subvenciones para la creación y modernización de 46.000 hectáreas, que han movilizado una inversión de 700 millones de euros por parte de más de 7.000 regantes beneficiarios”, ha destacado el consejero, recordando que “gracias al nuevo modelo de financiación, puesto en marcha por el Ejecutivo aragonés, se ha desbloqueado la situación en la que se encontraba la creación de regadíos”, incluso en zonas y proyectos con importantes obras ya empezadas como es el caso de Monegros II.