medio ambiente

Chunta traslada al Senado su rechazo a la línea Laluenga e Isona

Joaquin Palacín considera que las afecciones de esta línea de muy alta tensión para los municipios serían insostenibles

Joaquín Palacín
Joaquín Palacín, presidente de CHA 

El presidente de CHA, Joaquín Palacín, ha mostrado su rechazo al nuevo trazado de línea eléctrica de muy alta tensión entre Laluenga e Isona, y ha calificado de “insostenibles” las afecciones que
supondrá para los municipios afectados. Reclama al Gobierno de España que descarte el proyecto y apueste por un nuevo modelo energético que devuelva la Soberanía Energética, reequilibre y cohesione el territorio y compense adecuadamente a los municipios afectados por infraestructuras
eléctricas.

Según explica Palacín, el proyecto de construcción de esta línea eléctrica atravesaría el sur y oeste de la Ribagorza para evacuar la electricidad producida en las futuras plantas eólicas y fotovoltaicas de Alcalá de Gurrea, Almudévar y Gurrea de Gállego, “afectando a zonas de
población, al polígono industrial de Benabarre y a entornos ambientales sensibles, condicionando el desarrollo del territorio”.

Además, el presidente de Chunta Aragonesista denuncia que los municipios afectados no reciben ningún tipo de compensación por la instalación en su término municipal de estas líneas de transporte eléctrico, “agravando la injusticia territorial que sufre desde hace décadas el Alto Aragón por la construcción desmedida de saltos hidroeléctricos y, recientemente, macroinstalaciones eólicas y fotovoltaicas”.

Por estos motivos, CHA ha presentado una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España que descarte el proyecto actual para la construcción de la línea de muy alta tensión entre Laluenga e Isona, y apueste por un nuevo
modelo energético que devuelva la Soberanía Energética, reequilibre y cohesione el territorio y compense adecuadamente a los municipios afectados por infraestructuras eléctricas.