RIBAGORZA

Circulación regulada por semáforos en el congosto de Ventamillo

Personal de carreteras del Ministerio de Fomento trabaja para minimizar las afecciones provocadas por el desprendimiento

Benasque. N-260 Congosto 25F
El tráfico de la zona se regula con semáforos hasta que se estudie la solución que se le puede dar

Tras el desprendimiento de piedras que tenía lugar este miércoles en la N-260, en el congosto de Ventamillo, este jueves, continúa dándose paso alternativo regulado por semáforos, a la altura del p.k 389,9, mientras personal de conservación de carreteras del Ministerio de Fomento actúa para minimizar las afecciones provocadas por la caída de rocas en el firme y el quitamiedos.

El desprendimiento tuvo lugar alrededor de las 14 horas y que sólo ocasionó daños materiales porque, afortunadamente, en el momento de producirse, no circulaba ningún vehículo por la zona. La caída de rocas dañó no sólo el pavimento, también la barrera de hormigón que separa la carretera del cauce del Ésera. Inmediatamente, se habilitó uno de los carriles y se señalizó la zona.

Benasque. N-260 Congosto 25F2
En este mismo punto kilométrico tuvo lugar hace 15 años un desprendimiento de mayores dimensiones

Se da la circunstancia que en febrero de 2006, en ese mismo punto kilométrico, se produjo un derrumbe que afectó a uno de los carriles.

Cabe recordar que, este tramo de la N-260 correspondiente al Congosto del Ventamillo ( entre el p.k. 388,100 y el 391,600), queda fuera de la obra de acondicionamiento de la vía donde por razones ambientales por lo que se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual y sólo se llevarán a cabo las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme.

Circulación regulada por semáforos en el congosto de Ventamillo
Circulación regulada por semáforos en el congosto de Ventamillo
Circulación regulada por semáforos en el congosto de Ventamillo
Circulación regulada por semáforos en el congosto de Ventamillo