RIBAGORZA

Clásicos en la Frontera se despide en clave de éxito

A falta de cifras oficiales, los datos de asistencia se espera que sean similares a los de anteriores ediciones

Clasicos Fin
La iglesia de Valdeflores de Benabarre se llenaba para el concierto clausura de Clásicos en la Frontera

El telón del XXII Festival de la Ribagorza lo levantó, el 21 de julio en la basílica de la Peña de Graus la Orquesta Reino de Aragón y lo bajaron Al Ayre Español este domingo en Benabarre. En medio quedan 12 conciertos, espectaculares tanto por la calidad de los artistas, como por la belleza de los escenarios y la respuesta del público.

Santi Lleida, director del festival, hacía un balance positivo porque la cita, después de 22 ediciones, cuenta, decía, con un público fiel al que se suma el itinerante, una combinación que, año tras año, garantiza el éxito de este festival.

Santi Lleida, director de Clásicos en la Frontera

Destacaba las felicitaciones que la organización ha recibido por parte de los artistas, principalmente, por el respeto con el que el público sigue las actuaciones que es algo que han percibido y sentido todas las formaciones musicales. El de Clásicos es un público muy heterogéneo, decía Lleida pero también muy respetuoso, lo cual ayuda a hacer más grande esta propuesta musical.

Aunque todavía no hay datos oficiales sobre asistencia, previsiblemente, será similar a la de las anteriores ediciones y habrá que esperar también a la reunión de la comisión organizadora para barajar novedades de cara a la edición del próximo verano.

Comentarios