CASO NAIARA

Sabiñánigo cierra un lamentable episodio en la vida de la ciudad

El veredicto se considera justo y esperado por los hechos

El Ayuntamiento decretaba dos días de luto oficial
Concentración vecinal en Sabiñánigo, realizada el 8 de  julio de 2017,en repulsa por la muerte de Naiara


"¡Qué esto no le pase a nadie más, y ante todo un menor indefenso!", ha sido algunas de las expresiones de vecinos y vecinas de Sabiñánigo, al conocerse el veredicto de los nueve miembros del jurado popular que juzgaban el crimen de la niña de ocho años, Naiara Briones, que han considerado a Iván Pardo culpable de asesinato de su sobrina, que torturó hasta la muerte en julio de 2017.

La alcaldesa, Berta Fernández, ha comentado que “con el máximo respeto a la decisión del jurado popular y la consiguiente sentencia que se dicte, ha sido lo previsto, teniendo en cuenta las declaraciones de reconocimiento de los hechos por el acusado”. Precisando que “ por lo que supone la muerte de un menor en esas circunstancias y en su familia, no podemos decir el sentir satisfacción pero sí que se hacho justicia”.

Los hechos ocurrieron el 6 de julio de 2017 en el piso familiar de la avenida Yebra de Basa en la ciudad serrablesa. Algunos de los vecinos consideran que “ la responsabilidad y culpabilidad se debe asumir entre diferentes miembros de su entorno familiar ya que los malos tratos en la vivienda eran algo habitual”. Este aspecto ha quedó acreditado en la autopsia que le practicaron a la niña, que murió en un hospital de la capital aragonesa, tras ser trasladada en helicóptero desde Huesca, por la gravedad de las lesiones”