control de animales callejeros

Conflicto vecinal por los gatos de Mallo Blanco en Jaca

El Protocolo CES consiste en el control ético de colonias felinas que se basa en la Captura, Esterilización y Suelta 

Gatos de Mayo Blanco
La zona donde dan de comer a los gatos esta limpia y cuidada

La colonia de gatos que habita en los al rededores de la urbanización Mallo Blanco de Jaca, está provocando enfrentamientos entre los vecinos. Unos están a favor de que se queden y otros se mantienen más reacios a la cohabitación con ellos. Esto ha hecho que la Protectora de Animales de Jaca intervenga por medio de un comunicado oficial a través de su página de Facebook.

Cada camada de gatos de la ciudad tienen asignada una persona que se encarga de alimentarlos, controlarlos y, de este modo, facilitar el trabajo de la Protectora a la hora de aplicar el Protocolo CES (control ético de colonias felinas que se basa en la Captura, Esterilización y Suelta) apoyado por el Ayuntamiento para evitar que esas colonias aumenten.

En concreto, la alimentadora de Mallo Blanco está encontrado, desde hace semanas, serios problemas a la hora de proporcionarles comida y agua a los animales. Además, la mujer se encarga de mantener la zona en la que habitan los gatos, lo más limpia posible para que haya un clima de armonía y respeto en el vecindario.

A pesar de esto, el grupo de vecinos que no está a favor ni de que se alimente a los gatos ni de su presencia ahí, según asegura la Protectora en su comunicado oficial, boicotean de manera reiterada la labor de la alimentadora dejando a los animales sin sustento. Ellos mismo aseguran que los gatos no molestan y denuncian, de manera pública en redes sociales, la actitud anti-ética de los vecinos que no dejan que se aplique el Protocolo CES.

Comentarios