sociedad

Consumo Aragón recomienda apostar por el comercio local

Recomienda no comprar por impulso este Black Friday y en su caso hacerlo solo en sitios seguros y que ofrezcan garantías a los usuarios

Consumo apuesta por hacer las compras en el comercio local
Consumo apuesta por hacer las compras en el comercio local

Ante la llegada de varias citas, como el denominado “Black Friday” durante este mes de noviembre con campañas importantes para realizar compras a través de internet, la dirección general de protección de consumiodres y usuarios recuerda la importancia de asesorarse antes de comprar, pero sobre todo animan a los consumidores a realizar sus compras en los comercios de proximidad, apostar por productos aragoneses y contribuir así a la recuperación del sector.

Desde consumo recalcan que el hecho de que se dé un descuento u oferta no repercute ni en la calidad ni en la garantía del producto -que siguen siendo las mismas- y, en todo caso, el consumidor tendrá derecho a interponer una reclamación. Esta acción puede ejecutarse acudiendo al servicio de atención al cliente de la empresa vendedora.

El comercio electrónico tiene algunas particularidades respecto a la compra tradicional que deben ser tenidas en cuenta, según explica Pablo Martínez, director general de Protección de Consumidores y Usuarios, “en principio, el plazo máximo para la entrega a domicilio es de 30 días naturales, salvo que se haya pactado previamente otro plazo. Transcurrido este periodo, si la compañía ha informado al consumidor de la falta de disponibilidad, este tiene derecho a reembolso”, remarca Pablo Martínez. Esto se suma a la posibilidad de “libre desistimiento” en los 14 días siguientes a la recepción del pedido, durante los cuales el consumidor podrá devolver el producto. “La normativa protege de forma especial al consumidor en cualquier compra a distancia, debido a que no ha tenido la oportunidad de ver, tocar y comprobar físicamente el producto”, agrega.

Consumo Aragón recomienda seguir estos criterios a la hora de comprar por internet, para verificar que se trata de un sitio seguro:

1. En la página web deben aparecer los datos de la empresa: nombre, domicilio social, teléfono y horario de atención al cliente. Es muy importante saber a quién le está comprando.

2. Se debe verificar que existen distintas formas de pago y elegir aquella que mejor se adapta mejor a nuestras preferencias (mediante tarjeta bancaria, contra-reembolso, en efectivo, por transferencia, etc.).

3. La página electrónica deberá indicar detalladamente el procedimiento a seguir en caso de devolución o reclamación, precisando a cargo de quién corren los cargos de envío tanto en la compra como en la posible devolución.

4. En el momento de pagar con tarjeta, la dirección de la página principal debe cambiar de “http://” a “https://”. La letra “s” confirma que se trata de un sitio seguro, al igual que el símbolo de candado que aparece en el pie de la página.

5. Es importante leer bien la descripción y características del producto para comprobar si es completa o se omiten algunos aspectos que podrían ser negativos.

6. Un lugar que se actualiza continuamente con nuevas ofertas es símbolo de fiabilidad porque demuestra que está en movimiento y no es un gancho para posibles estafas.

7. Comprobar la política de privacidad del sitio web para saber qué datos del usuario se recopilan, para qué fines y cómo se pueden cancelar esos datos. El número de la tarjeta bancaria únicamente habrá de facilitarlo cuando sea estrictamente necesario y en lugares con una comunicación segura.

8. Utilizar un navegador actualizado con distintos niveles de alertas, de esta forma se avisará al usuario cuando acceda a un sitio con bajo nivel de seguridad.

9. Realizar las compras desde lugares seguros, no introducir datos bancarios o personales en equipos públicos que tienen un elevado movimiento de personas como son los de los cibercafés, ordenadores compartidos, etc.

10.Conservar una copia en papel impreso de la confirmación de la compra como comprobante. El ticket de compra, factura o justificante de pago debe conservarse al menos durante los dos años posteriores a la compra.

Comentarios