ANETO

"Cuando contratas un guía no contratas la cima, sino realizar la ascensión con seguridad"

Desde Montaña Segura se  apuesta por educar al montañero y no por cobrar los rescates o  sancionar conductas imprudentes 

Aneto. 27 sept 19
Aspecto que presentaba el glaciar del Aneto el pasado 27 de septiembre

Todos los guías de montaña han vivido, alguna vez, situaciones parecidas en la que, por diferentes causas, han tenido que tomar la decisión de, por seguridad, darse la vuelta. Chemary Carrera, guía del valle de Benasque, que a lo largo del año realiza una media de 25-30 ascensiones al Aneto, indicaba que el problema es que la gente al contratar los servicios de un guía cree que se está asegurando también hacer cima cuando lo que se contrata es ascender con seguridad.

El último rescate en el Aneto, de un montañero ‘imprudente’ que decidía afrontar la ascensión en solitario tras negarse a seguir los consejos del guía que le acompañaba es un claro ejemplo de lo que pasa cuando se le pierde el respeto a la montaña porque, en ese momento, uno deja de ser consciente de los peligros a los que se expone en una ascensión que finaliza, no cuando se alcanza la cima sino cuando se llega al punto de partida.

Chemary Carrera, guía de montaña del valle de Benasque

Añadía que, últimamente, parece que estamos asistiendo a una competición por ver quien comete la imprudencia más grave en la ascensión al Aneto. Insistía en que el Aneto, y las condiciones de la montaña y de la ascensión, cambian cada día, y que antes de llegar a la cumbre existen muchos otros riesgos como los bloques de piedras o el estado del glaciar que van a exigir al montañero preparación suficiente para afrontarlos.

Marta Ferrer, coordinadora de la campaña Montaña Segura, considera que la lectura que hay que hacer de esta situación límite es que todavía queda mucho trabajo que realizar para concienciar de lo importante que es tomar las decisiones adecuadas.

No se muestra partidaria ni de cobrar el rescate ni de sancionar una conducta imprudente, porque en comunidades vecinas, dice se hace y se ha visto que no la solución. La apuesta, insistía, es educar al montañero.

Marta Ferrer, coordinadora de Montaña Segura
Comentarios