educación

Educación plantea tres escenarios en la vuelta a las aulas

El regreso se realizará bajo la premisa de mantener las distancias entre estudiantes para lo que será necesario establecer aulas de quince alumnos

Carmen Martínez durante su comparecencia en las Cortes
Carmen Martínez durante una comparecencia en las Cortes

El Departamento de Educación trabaja ya en la vuelta de los alumnos a las aulas el próximo curso con tres escenarios posibles, de los que a priori el modelo más factible será el de la actividad presencial "manteniendo distancias de seguridad", según ha avanzado este martes la directora general de Personal, Carmen Martínez, durante su comparecencia por videoconferencia en el órgano sectorial de Educación, Cultura y Deporte a petición del consejero Felipe Faci.

Siguiendo la estela del planteamiento que formuló la Ministra de Educación Isabel Celaá, Martínez ha explicado que su Departamento trabaja con más detalle un regreso a las aulas bajo la premisa de mantener las distancias entre estudiantes para lo que será necesario establecer aulas de quince alumnos. Una organización "compleja" que, como ha reconocido la directora general, conllevará "desplazamientos de personal" y rotaciones en las clases presenciales y pondrá a prueba la capacidad de determinados centros.

También se contemplan como hipótesis otras dos opciones, la de la vuelta a la "presencialidad", que para Martínez "difícilmente se podrá llevar a cabo", y la proseguir con el actual sistema de educación a distancia, "pero mejorado".

En cualquier caso, Martínez ha asegurado que el próximo curso pondrá en marcha un plan de refuerzo "para recuperar las competencias que no se han adquirido en el periodo 2019-2020", un plan de digitalización "para estar preparados ante un posible rebrote" y un plan de evaluación a cargo del CEFyCA que analice cómo se ha desarrollado este proceso durante el presente curso.

Martínez ha destacado la "ingente labor" desarrollada hasta ahora por el Departamento para poner en marcha la escuela ‘online’ y "normalizar" una situación que es "extraordinaria", lo que a su juicio ha permitido que los alumnos estén manteniendo "unos hábitos" con los que sobrellevan el periodo sin clases presenciales. Pese a las dudas que ha generado el sistema, la responsable de la DGA ha asegurado que los profesores se han mostrado "sorprendidos" por la respuesta general de los alumnos y también de sus familias, "que han hecho un cursillo acelerado para montar esta escuela".

En ese sentido, ha resaltado el empeño del Gobierno por acabar con la brecha digital apoyando a los más débiles, un propósito para el que ha agradecido las donaciones privadas de más de mil ordenadores y la labor de los voluntarios que han hecho llegar las tareas a aquéllos que no tenían otro modo de seguir las clases.

Comentarios