RIBAGORZA

El aula de adultos adscrita a la Comarca comienza el curso con normalidad

Destacan los talleres de memoria, que llegan a 16 núcleos de población, y el refuerzo de la formación de español para extranjeros

Ribagorza. Adultos
Se recuperan las cifras de inscripciones previas a la pandemia y se mantienen medidas sanitarias para que los alumnos se sientan seguros 

El inicio del curso del aula adscrita a la Comarca de La Ribagorza del Centro Público de Educación de Personas Adultas de La Ribagorza (CPEPA La Ribagorza) regresa, poco a poco, a la normalidad, eso sí, respetando las actuales medidas sanitarias. Ha comenzado con la implicación de las dos educadoras, contratadas por la institución comarcal, para dar cobertura y accesibilidad a las actividades a toda la población de distintos municipios y reforzar el calendario de intervención educativa del CPEPA Ribagorza.

Se van a realizar los cursos de memoria en hasta 16 núcleos ribagorzanos y también el certificado profesional de atención socio sanitaria a personas dependientes en instituciones sociales en el centro de Graus. Por otro lado, este curso, se refuerzan las clases de español como nueva lengua impartido también en Graus.

Los cursos de memoria siguen siendo uno de los principales bloques de intervención con más de 160 alumnos inscritos repartidos por la amplia y diseminada geografía comarcal. Arén, Benabarre, Benasque, Caladrones, Campo, Capella, Castejón de Sos, Chía, Graus, La Puebla de Castro, Laguarres, Puente de Montañana, Segarras Altas, Tolva, Torres del Obispo y Villanova son las poblaciones que se benefician de esta acción dirigida al mantenimiento cognitivo de personas de mayor edad y que fortalece la interacción, encuentro y sociabilización de los vecinos durante los meses de invierno. Este servicio contempla como una prioridad, según Manuel Santos, presidente de la comisión de Cultura, Educación, Juventud y Deportes, alcanzar a aquellas pequeñas poblaciones que no disponen de centros educativos propios y, especialmente, a la población de mayor edad para facilitarles el acceso a una formación fundamental para su bienestar personal y comunitario.

Dentro del convenio de colaboración entre la Comarca y el Gobierno de Aragón se mantiene además un año más la formación del Certificado de Profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales. Hasta trece alumnos reciben desde el pasado mes de octubre el primer módulo del ciclo bajo el epígrafe ‘Apoyo en la organización de intervención en el ámbito institucional’. Para obtener este título es indispensable completar cuatro bloques y realizar un tramo práctico que permite atender profesionalmente a personas con dependencia dando asistencia en una labor esencial ante el envejecimiento de la sociedad rural.

Y, por otro lado, ciudadanos procedentes de Holanda, Argelia, Marruecos Rumanía, Salvador y Honduras se reparten en los dos niveles, básico y avanzado, de las clases de español como nuevo idioma. Este soporte educativo se configura como un camino en la integración de los nuevos pobladores procedentes de otras latitudes y una mejora de sus competencias de cara a su sociabilización, adaptación y su ingreso en el mundo laboral.

La colaboración de los Ayuntamientos con la cesión, limpieza y mantenimiento de los espacios municipales para que se puedan impartir las materias es fundamental y reconocida desde la Comarca de La Ribagorza. El cierre de la carretera de acceso al valle de Benasque por obras no ha impedido que las educadoras sigan cubriendo este servicio en las localidades situadas en la zona norte de Ribagorza, subrayando la prioridad de atender a toda la población posible dado el valor educativo y social de la actividad.