SOCIEDAD

El Castillo de Montearagón, iluminado de azul por el autismo

La fortaleza era el monumento donde se plasmaba con el color azul una patología muy desconocida en la sociedad en el Día Mundial de esta enfermedad

Castillo de Montearagón iluminado de azul
Uno de los actos de la Asociación Autismo Huesca iluminaba la fortaleza de azul en conmemoración del Día Mundial del Autismo /RAFAEL GOBANTES

La fortaleza de Montearagón se convertía este domingo en un monumento que refleja una enfermedad desconocida por la falta de visibilidad en la sociedad, el autismo. El Día Mundial de esta patología se conmemora este lunes, por lo que desde la Asociación Autismo Huesca realizaban diversas actividades para dar a conocer las consecuencias que ocasiona a quienes la padecen y a sus familiares.

Conciertos, juegos tradicionales aragoneses; pasacalles y la lectura de un manifiesto eran protagonistas en Quicena durante este domingo y la jornada se cerraba con una bella imagen con  el castillo de Montearagón iluminado de azul. 

Es tan solo una manera de concienciar a la sociedad sobre las dificultades que conlleva el autismo a quienes lo padecen frente a otras enfermedades que son visibles directamente. Las formas de reaccionar, de sentir cada hecho o los impedimentos para entablar relaciones personales son algunos de los factores a tener en cuenta.

Por eso durante toda la tarde del domingo había una mesa informativa de la Asociación Autismo Huesca, así como la carpa de la Fundación Hidrógeno de Aragón, para avanzar en sensibilización social de esta patología.

Comentarios