SOCIEDAD

El colegio Calasanz de Barbastro celebra el Rastrillo Solidario por el Congo

El IV Rastrillo Solidario es la principal actividad para donar fondos a la campaña ‘Al ritmo de Congo’, para construir pozos de agua y escuelas

Mes Solidario Escolapios Barbastro
Toñi Hervás, directora titular de Escolapios de Barbastro; Javier Negro, misionero escolapio; y Nati Buil, directora académica, en la presentación del Mes Solidario.

El colegio Calasanz Escolapios de Barbastro celebra este viernes el IV Rastrillo Solidario después de un mes de actividades en el marco de la campaña de solidaridad ‘Al ritmo de Congo’, que pretende llevar ayuda a la localidad de Kikonka, donde se quiere continuar con la obra que los Escolapios iniciaron allí hace cinco años. En concreto, se quiere apoyar el proyecto de construcción de dos pozos de agua, la rehabilitación de la Escuela de Primaria y la compra de mobiliario y material escolar; la construcción de letrinas y el impulso al programa de empoderamiento y formación de mujeres.

Javier Negro, misionero escolapio, visitaba el centro escolar de Barbastro y participa en una ruta por colegios de toda España para explicar la labor que se está realizando en la República Democrática del Congo y cuáles son las necesidades más imperiosas para sus habitantes. La falta de agua potable y las precarias infraestructuras educativas son las principales prioridades de la obra, que también se centra en un programa de empoderamiento para la mujer y en asistir y cuidar a los niños de la calle.

JAVIER NEGRO CONGO

La cita más destacada es el IV Mercadillo Solidario, que se celebra este viernes con objetos de segundo uso y manualidades elaboradas por alumnos y personal del colegio.

Comentarios