salud 

El Colegio de Médicos reivindica consultas específicas para los pacientes de Covid persistente

Las secuelas que generó el coronavirus centró el VII Encuentro Médico de Aragón y Occitania celebrado el sábado en el Hospital de Barbastro

José María Borrel, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Huesca
José María Borrel, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Huesca

Alrededor de medio centenar de sanitarios de Aragón, en su mayoría de los sectores de Huesca y Barbastro, y también de Occitania debatieron este sábado en el Hospital de Barbastro acerca del denominado Covid persistente, las secuelas que ha dejado la pandemia del coronavirus en algunos pacientes, que muestran diversa sintomatología. La necesidad de seguir con la investigación clínica y establecer unidades de seguimiento desde la Atención Primaria a estos pacientes han sido una de las conclusiones que ha deparado este encuentro que se celebra de forma anual y que este año regresaba al formato presencial, aunque también se ha podido seguir de forma telemática.

El doctor de Atención Primaria José María Borrel, presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Huesca (ICOMH) -organizador de la cita- asegura que el coronavirus ha supuesto un cambio total en la sociedad. “Además de los efectos clínicos, la devastación que ha hecho y la cantidad de muertes que ha generado, tanto al que lo ha sufrido como al que no, ha afectado mucho a nivel psicológico”. El Covid persistente está generando una serie de sintomatología muy variada, a los que hay que unir el impacto que ha tenido en distintos sectores de la sociedad a los que también se deberá prestar atención no sólo médica. “Los dolores son inespecíficos, la fatiga, la taquicardia…, pero quien lo sufre asegura que no es la misma persona que antes”, subraya el doctor Borrel.

El presidente del colegio de médicos de Huesca insiste en que además de los casos clínicos, el Covid “ha influido en la situación social, ha cambiado la sociedad y ha demostrado que el Estado del Bienestar que teníamos muchos pilares frágiles y eso nos afecta a cada uno de cada manera: A la población anciana los hemos encerrados en las residencias para protegerla, pero ese encierro les ha afectado por la falta de cariño familiar, pese al cuidado de las trabajadoras; los jóvenes, que aspiraban a tantas cosas, han tenido que renunciar a muchas, y no estaban preparados para esta adversidad, y les ha afectado enormemente. Hay efectos clínicos, el Covid persistente, y otros indirectos que tenemos que analizar y buscar solución”.

En ese sentido, ante el anuncio el viernes en las Cortes de Aragón de la consejera de Sanidad de la creación de un protocolo en Atención Primaria para realizar un seguimiento médico a los pacientes con secuelas generadas por este virus, el presidente del ICOMH recalca que es urgente su puesta en marcha. “No hay que esperar muchas veces a que las autoridades creen las unidades específicas. Los médicos debemos de considerar si hay que establecer consultas monográficas y tirar hacia delante, guste o no la autoridad. La administración es muy rígida en sus planteamientos y en sus protocolos, y muchas veces debemos de ser los médicos quienes digamos que se ha generado una situación y ha que darle respuesta”.

En el encuentro se ha podido escuchar el testimonio desgarrador de una doctora, Pilar Pérez, una enfermera, María Picontó, y un paciente, Fernando Herrero, todos con secuelas tras haber pasado la Covid-19, es decir que se encuentran dentro del grupo de pacientes Covid persistente o prolongado que reclaman una atención multidisciplinar, más investigación y una unidad específica ya que la sintomatología va más allá de las afecciones respiratorias.

“Tres personas que nos han explicado lo que han vivido, el drama que supone el Covid persistente después de meses y meses. Las taquicardias que les provocan, el cansancio, la mala vida que llevan. La doctora nos ha comentado que el año que está sufriendo con el post Covid es mucho peor al año de la pandemia en el que estuvo trabajando en el servicio de Urgencias. El Colegio de Médicos de Huesca se compromete a que todos estos pacientes tengan el reconocimiento y la atención que merecen”, ha señalado el presidente de la entidad colegiada.

Se estima que hay 20 millones de afectados en Occidente, 5 de ellos en Europa. En España hay 700.00 afectados y en Aragón 15.000. En el ámbito sanitario hay 11.000 profesionales con estos síntomas.

El proceso de la vacunación de la Covid -19 que coincide con la de la gripe también ha sido otro de los asuntos abordados en este encuentro. La responsable de Enfermería de Atención Primaria, Ana Monclús, ha señalado que el proceso que ha comenzado en mayores de 70 años, “va según lo previsto. Estamos vacunado con las dos vacunas, y en las residencias ya se puso la tercera adicional del Covid en las residencias”. Mientras que la vacuna contra la gripe ya ha comenzado ha partir de los 65 años.

El encuentro fue inaugurado por la nueva directora del Hospital de Barbastro, la doctora Itziar Ortega, que calificó el foro como “una reunión interesantísima donde se intercambian opiniones y conocimientos. Es un éxito de organización por el Colegio de Médicos de Huesca al que hay que agradecer que hayan elegido el Hospital de Barbastro para el primer acto presencial de estos encuentros”.

La doctora Ortega valora la evolución epidemiológica y el proceso de vacunación en España y la situación hospitalaria y en las UCIs “que están menos tensionadas, aunque la carga ahora está recayendo en la Atención Primaria”. Pese a estas buenas perspectivas, la directora del Hospital de Barbastro apeló a “no bajar la guardia. Hemos pasado 18 meses horrorosos y espero que no vuelva a repuntar, pero si así fuera todo está preparado para afrontar a otra ola”.

Por su parte, el presidente de la Orden de Médicos de Altos Pirineos, Jean-Francois Millet, reiteró que la situación pandémica en Francia es similar a la española “con algo menos de vacunados pero en la línea con la Unión Europea”. Asimismo se congratuló de volver a reencontrarse con sus colegas altoaragoneses y cursó la invitación para celebrar el próximo encuentro en 2022 en Tarbes.