salud

El desfibrilador, un salvavidas para el corazón

Un aparato de este tipo salvo la vida del alcalde de Azara

Un desfibrilador ubicado en el Ayuntamiento de Huesca, y la rápida intervención de médicos y enfermeras que en ese momento se encontraban en el Museo de Huesca, permitieron el pasado miércoles salvar la vida del alcalde de Azara, Santos Larroya, quien en ese momento había sufrido un infarto de miocardio fulminante.

Pero, ¿Cuánto cuesta un aparto cómo el que se utilizó en este caso?

Según explica Miguel Zandundo, director de marketing comercial en DCA Grupo, comercializadora de desfibriladores en España, por poco más de 2.000€ se puede adquirir uno de última generación.

Su utilización es muy sencilla, continúa relatando Zandundo, y solo es necesario pasar un curso de ocho horas para conseguir la formación básica que permite su uso.

El problema, añade, es que no se ha tomado conciencia de la importancia de contar en espacios públicos con desfibriladores que, en un primer momento pueden devolver la vida a un infartado. El resto, recuerda, tienen que realizarlo las asistencias santarias, pero el primer paso siempre es la descarga que proporciona el aparato, lo que permite que el corazón vuelva a latir.

No obstante, el éxito del operativo está sujeto a unos tiempos, añade Miguel Zandundo. En los primeros siete minutos hay más de un 50% de posibilidades de devolver a la vida a la persona que ha sufrido un infarto, mientras que a partir de los diez minutos esas posibilidades bajan de manera muy importante.




Comentarios