RIBAGORZA

La DGA inicia el proceso de declaración del Parque Cultural Vall de Benás

El BOA publicaba  la orden por la que se inicia la tramitación del expediente

Chía. Ermita de la Encontrada
La ermita de la Virgen de la Encontrada de Chía es uno de los bienes culturales que incluye el inventario de recursos

Con el inicio del expediente, por parte del departamento de educación, cultura y deporte del Gobierno de Aragón, para la declaración del Parque Cultural Vall de Benás, se abre también un período de información pública durante dos meses con el fin de que cualquier persona física o jurídica pueda examinar el expediente y formular alegaciones. El expediente deberá resolverse en un plazo máximo de 24 meses y transcurrido ese plazo se producirá la caducidad del mismo y no podrá volver a iniciarse en los tres años siguientes.

Fue el pasado mes de abril cuando los alcaldes de Benasque, Bisaurri, Castejón de Sos, Chía, Laspaúles, Sahún, Seira, Sesué y Villanova, firmaron el documento en el que solicitaban al ejecutivo autonómico el inicio del proyecto de creación del parque cultural impulsado desde la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque. Ese documento confirmaba el acuerdo de los 9 municipios para constituir la citada figura y se remitió a la consejería de cultura junto con una memoria del proyecto. El director general de cultura y patrimonio, el pasado 24 de octubre proponía iniciar el procedimiento para la creación del Parque Cultural.

El Parque Cultural de Vall de Benás se define, por un lado, por poseer un paisaje característico, consolidado desde hace siglos y de gran singularidad, que ha conformado el escenario vital de generaciones de montañeses. Y, por otro, por una cultura inmaterial que se manifiesta en el aprovechamiento de los recursos, en las tradiciones festivas, en la lengua y en otras expresiones culturales. Todo ello se complementa con un rico patrimonio artístico presente en la arquitectura, escultura, pintura y otros bienes materiales.

La orden señala espacios, edificios y paisajes antrópicos que requieren especial protección, por su singularidad, en Benasque, por ejemplo, el palacio fortificado de los Condes de Ribagorza, en Bisaurri, los pilarets de San Antonio de Padua, Santa Lucía, San Roque y San José, en Castejón de Sos, el crucero y en Laspaúles, la torre de Rins.

Además, se incluye como inventario de recursos, una amplia lista de bienes culturales de cada uno de los municipios incluidos en el Parque Cultural.

Comentarios