El Gobierno pierde apoyo en su gestión de los ERTE

Una de las medidas más celebradas por el Gobierno durante la pandemia han sido los ERTE, pero su gestión disgusta a gran parte de los ciudadanos. El 47,1% de los españoles considera que está siendo "mala" o "muy mala". Se trata de una de las conclusiones más relevantes de la encuesta de DYM para HENNEO. Es el peor dato de la serie, volviendo a los niveles de valoración negativos del barómetro de mayo, después de la mejora percibida en el barómetro de junio.

Este porcentaje de rechazo aumenta especialmente entre las personas que se ubican en el espectro político de derecha y centroderecha, es decir, que votan principalmente a PP, Cs o Vox. Los que están en la izquierda o en el centro izquierda, y que optan mayoritariamente por el PSOE o Unidas Podemos, la consideran en su mayoría como "buena".

Precisamente, el tema de los ERTE sigue candente, sobre todo desde que la segunda ola del virus se ha disparado. En medio de la polémica por el retraso de los pagos, el Gobierno sigue negociando con los agentes sociales una extensión de los expedientes de regulación de empleo hasta 2021, tal como piden PP o Cs. Además, a principios del año que viene está previsto que España reciba unos 21.300 millones de euros del fondo SURE, aprobado por la Unión Europea para luchar contra el desempleo. El Gobierno, de hecho, había solicitado estas ayudas para hacer frente a la financiación de estos ERTE.

E. O. / 20 Minutos