montaña

El Observatorio de la Montaña pide adelantarse a un verano con más excursionistas novatos

La falta de experiencia del públicos nuevos les hace prever un posible aumento de accidentes

Reunión del Observatorio de la Montaña de Aragón
Reunión del Observatorio de la Montaña de Aragón

El Observatorio de la Montaña de Aragón celebraba este jueves una reunión en la que el principal objetivo ha sido articular la mejor respuesta ante la llegada del verano, cuando aumentan de forma significativa las salidas por el monte. La herramienta principal con que se cuenta es el programa Montañas Seguras, que este año pone especial énfasis en la situación creada por el coronavirus y las consecuencias que genera. En la reunión se ha constatado que la crisis del coronavirus puede suponer una mayor afluencia en las montañas aragonesas de excursionistas de carácter más familiar y con actividades de baja intensidad. Esto genera un riesgo ante el que los responsables del Observatorio llaman a extremar las precauciones: la existencia de visitantes con peor preparación tanto a nivel técnico como en cuestión de material.

Como se destaca desde el programa Montañas Seguras, se trata de un perfil de usuarios que no conoce las pautas básicas a seguir para la práctica de actividades en el medio natural. En este contexto, el mencionado programa va a poner el énfasis en trasladar la información necesaria a los colectivos menos habituales como medida más eficaz para reducir el riesgo de accidentes. Y también en ofrecer destinos o rutas alternativas y menos masificadas.

En la cita, que se ha llevado a cabo por videoconferencia desde la Sala del 112 Aragón, ha estado presente la responsable del Observatorio -un órgano pionero a nivel nacional-, la directora general de Interior y Protección Civil, Carmen Sánchez, junto el resto de representantes.

Para la directora general de Interior y presidenta del Observatorio, hay además una “componente de oportunidad” en la campaña de verano, ya que se trata de “públicos nuevos” que si se consolidan aumentarán las oportunidades de los territorios de montaña. “Hemos dejado esas montañas abandonadas durante el confinamiento y ahora va a haber mucha gente con ganas de subir. Quiero trasladar que tenemos unas montañas seguras siempre que tomemos las debidas precauciones”, ha incidido Carmen Sánchez.

Junto a esto, al incluir estos núcleos familiares a más menores de edad es un buen momento para educar en una práctica segura de las actividades en las montañas.

Mientras, a través de Montañas Seguras se incidirá en la labor de la Red de Informadores Voluntarios, estimulando su labor informativa y facilitándoles que la puedan llevar a cabo con seguridad. Todas estas personas, que tendrán contacto con visitantes y turistas, llevarán a cabo su labor bajo unos estrictos protocolos COVID-19.

Para llegar a todos los posibles visitantes, la estrategia ante el coronavirus implica un mayor número de contenidos digitales y un refuerzo de la información virtual.

Grupos de trabajo
A su vez, la reunión ha servido para que los cuatro grupos de trabajo surgidos en el seno del Observatorio en mayo del año pasado hagan un primer balance y analicen cuál será la labor en los próximos meses.

El primero tiene encomendado el estudio del marco legal para la regulación del desarrollo de las actividades relacionadas con el medio natural en general y la montaña en particular, con el estudio de las conductas irresponsables que se pueden llegar a producir como objetivo complementario.

El segundo lleva a cabo un análisis de los escenarios de las diferentes actividades. Aquí, el objetivo es reunir todos los datos recopilados sobre el perfil del practicante y unificarlos en una base común, y hacer en otro lugar un inventario de recursos turísticos-deportivos en el medio natural aragonés.

El tercer grupo de trabajo realiza una recopilación y análisis de los datos referentes a los accidentes de montaña, que va a trabajar en cruzar datos entre alertas meteorológicas y rescates para tratar de hallar posibles correlaciones, de forma que se trabaje en concienciar a la población en la atención a estas alertas.

Finalmente, el cuarto y último tiene encomendado el estudio y análisis del desarrollo económico y la seguridad, además de ofrecer en Aragón un turismo de calidad y con seguridad. Aquí se aspira a concluir con la recopilación de datos y llevar a cabo un informe que analice a nivel socioeconómico las distintas actividades.

El Observatorio de Montaña
El Observatorio de la Montaña de Aragón es un órgano colegiado de consulta, colaboración y participación promovido por el Departamento de Presidencia cuya finalidad es impulsar las políticas de seguridad de la Comunidad Autónoma en el medio natural en general y en la montaña en particular, analizar y valorar la casuística sobre los accidentes y establecer pautas y estrategias de prevención.

Se constituyó en noviembre de 2018 y está presidido por la directora general de Interior y Protección Civil, mientras que la vicepresidencia recae en el presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo.

Los directores generales responsables de las áreas de Deportes, Administración Local, Relaciones Institucionales, Gestión Forestal, Sostenibilidad, Turismo, Participación Ciudadana y Educación no Universitaria son vocales en representación de la Comunidad Autónoma, al igual que los delegados territoriales de Huesca y Teruel, los directores gerentes del Instituto Aragonés de la Juventud y del 061, el comisario jefe de la Unidad de Policía Adscrita (UPA) y el jefe del Servicio de Seguridad y Protección Civil.

La Administración General del Estado cuenta con cuatro representantes: de la Delegación del Gobierno, la Dirección General con competencias en Protección Civil, el Servicio de Montaña de la Guardia Civil y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Otros cuatro vocales (dos de municipios y dos de comarcas) han sido propuestos por la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) entre las entidades locales de especial relevancia en el ámbito de la montaña.

Asimismo, corresponden cuatro vocalías a las federaciones deportivas; tres de las de Montañismo, Espeleología y Esquí y el cuarto del resto de federaciones con actividades en el medio natural. Las asociaciones empresariales del sector del turismo en el medio natural cuentan con otros tres vocales; uno de la Asociación de Turismo Deportivo, otro de Guías de Montaña, y el tercero compartido entre los subsectores del camping, turismo rural y hostelería). Finalmente, hay un representante de la sociedad mixta Aramón Montañas de Aragón, además de un secretario, con voz pero sin voto, designado por la Dirección General de Justicia e Interior.

Todos los miembros del Observatorio desempeñan su cargo a título honorífico, sin que en ningún caso puedan recibir remuneración alguna por el desempeño de sus funciones. La creación de este órgano colegiado no tendrá ningún coste para las arcas públicas, ya que se enmarca en la actividad de la administración pública, adscrito orgánicamente al Departamento de Presidencia como competente en materia de Protección Civil.

Funciones
Sin perjuicio de las atribuciones de otros órganos en este ámbito, el Observatorio de la Montaña desarrollará las siguientes funciones:

• Recogida, explotación y análisis de datos, especialmente de tipo estadístico, relacionadas con la actividad de montaña y cavidades en el medio natural de Aragón.
• Análisis en profundidad de los datos de accidentes de montaña y cavidades en Aragón, así como otros datos de incidentes y accidentes a nivel estatal relacionados con las actividades de montañismo, escalada, esquí, barranquismo, espeleología, entre otras.
• Realizar estudios en materia de prevención de accidentes en el medio natural.
• Proponer medidas para fomentar la mejora de la seguridad en la práctica deportiva y actividades en montaña de toda la ciudadanía, atendiendo especialmente a los colectivos más vulnerables, como menores de edad y personas mayores.
• Facilitar el intercambio de buenas prácticas en las actividades realizadas en las montañas de Aragón, ya sea a través de foros, debates o coloquios, con carácter multidisciplinar e integrado por representantes de agentes públicos y privados que también tengan competencias en el desarrollo de actividades en el medio natural de Aragón.
• Participar en proyectos de investigación en materia de prevención de accidentes de montaña en colaboración con otras entidades o instituciones europeas.
• Impulsar la celebración de jornadas, seminarios, congresos y otras actividades divulgativas relacionadas con la seguridad en las montañas y cavidades de Aragón.
• Fomentar la cultura de la autoprotección, a través de la formación, planificación y equipamiento adecuado.
• Potenciar e impulsar la campaña “Montaña Segura”

Comentarios