ECONOMÍA

‘El Pirineo necesita trabajar ya’

La marcha de vehículos, unos 150, se desarrollaba con absoluta normalidad, reunía a gente de los distintos valles pirenaicos 

El sector turístico de los valles pirenaicos se ha manifestado por la provincia
Manifestación realizada en Benasque 

Empresarios y trabajadores de diferentes sectores que dependen de la nieve y el turismo se han subido, ese miércoles a sus vehículos, para recorrer los kilómetros que separan Barbastro de Gurrea de Gállego y dar visibilidad al abandono que consideran que sufren los valles pirenaicos por parte de la administración. El punto de encuentro era el área 62 de Barbastro donde se reunían unas 200 personas de las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe que partían dirección Huesca, y a los que, en Coso Real, se unía más gente procedentes de Jacetania y Alto Gállego para realizar el resto del trayecto.

La concentración reunía a hosteleros y hoteleros, empresas cárnicas, de distribución de bebidas y de productos alimentarios, trabajadores de las estaciones de esquí y de otros sectores afectados por el ‘cierre del Pirineo’.

Benasque. Cacerolada 2

En el área 62, antes de iniciar el camino, Benito Ostariz, hostelero de Benasque, daba lectura a un texto en el que explicaba que el objetivo de la marcha era dar visibilidad a todos los negocios, establecimientos y familias que dependen de la nieve y el turismo porque ‘se han superado ya todos los límites y situaciones’ decía. Es el momento, añadía, de estar unidos y juntos para reivindicar y defender la belleza de esta tierra porque ‘Aragón no se vende, se defiende’. Concluía agradeciendo el esfuerzo de todos los que se desplazaban para apoyar la iniciativa y también a la guardia Civil el escoltarlos hasta Huesca.

Ribagorza. Marcha vehículos 2
Benasque. Cacerolada 2
Benasque. Cacerolada
Ribagorza. Marcha vehículos
Manifestación Sos Pirineos

La marcha se realizaba a 65kms/h, la velocidad mínima permitida en autovía, ocupando sólo el carril derecho. Al llegar a Huesca, en Coso Real, se sumaban los llegados de otros valles pirenaicos, para dirigirse todos juntos hasta Gurrea de Gállego donde se daba lectura a un manifiesto en el que pedían al Gobierno de Aragón que reflexione acerca de las restricciones impuestas y solicitaban ayudas directas y medidas que ayuden a paliar la situación en la que se encuentran.

Carlos Pallás, hostelero de Graus

Anabel Costas, vicepresidenta de hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería, indicaba que la España vaciada la están vaciando ahora los políticos con sus decisiones.

Anabel Costas

Un pequeño grupo se desplazaba hasta la sede de la DGA en Huesca para llevar a cabo una cacerolada. A partir de ahora esperan que se tenga en cuenta el significado de estas acciones y que no se compare los pequeños valles pirenaicos con las grandes ciudades porque han perdido ya dos de los meses más importantes en la facturación.

manifestantes Sos Pirineos
Algunos de los manifestantes hacían una parada en la capital oscense para continuar con la protesta
Ainhoa regenta un restaurante en Villanova

Josan Piedrafita tiene un restaurante en Jaca. Una vez pasadas las semanas de navidad, ha decidido cerrar el restaurante “al menos un mes a ver si remite la pandemia y vemos si dejan abrir la movilidad”. Este hostelero recuerda que sus negocios viven de los visitantes de fuera de la Comunidad y que para afrontar los pagos ya han tenido que recurrir a los ahorros.

Josan Piedrafita es propietario de un restaurante en Jaca

Continúan las caceroladas

Y mientras tanto, continúan las caceroladas en diversas localidades del Pirineo. Entre 250 y 300 personas protestaban este martes por la tarde en la segunda de las caceroladas en el Valle de Tena, que se llevaba a cabo este martes en Tramacastilla. También se concentraban en Benasque bajo el lema ‘Si Aragón no se abre, el Pirineo se cierra’. Tienen intención de seguir con estas protestas toda la semana en otros puntos como Castejón de Sos, Jaca, Sallent de Gállego, Panticosa o Formigal.

Comentarios