SECASTILLA

El proyecto de pastoreo con burros arroja resultados muy positivos

Se han desarrollado, desde el pasado mes de agosto, diferentes estudios y acciones y tres talleres abiertos al público

Secastilla. Proyecto burros post
Jordi Fernández, Ángel Vidal y Miguel ángel Lapuyade en la presentación de las conclusiones

El Ayuntamiento de Secastilla, en colaboración con la Asociación Laboratorio de Ruralización, y con el apoyo económico de la DPH ha impulsado, en los últimos meses el proyecto de ‘La recuperación del burro como animal de trabajo: una propuesta innovadora para reducir la huella de carbono’ que ha arrojado unos resultados muy positivos ya que constata que la presencia de los burros en los prados beneficia la diversidad de la flora y fauna, ayudan a disminuir la biomasa vegetal y que funciona el uso de de estos animales para realizar labores de pastoreo y retirada de residuos.

Desde el pasado mes de agosto se ha llevado a cabo un estudio piloto y también se han celebrado, durante el mes de octubre, tres talleres. Durante la presentación de los resultados el alcalde de Secastilla, Ángel Vidal, hacía un balance muy positivo y destacaba, especialmente, la participación en los talleres, dos de ellos presenciales y uno on line, que han contado con más de medio centenar de participantes. Vidal espera que se puedan crear sinergias para poder continuar en el futuro.

Ángel Vidal, alcalde de Secastilla
Anuncio SER de Campo
SER de Campo

El detalle de los resultados que se han obtenido y que todavía se están obteniendo lo ofreció el biólogo Jordi Fernández que recordó que el objetivo general del proyecto es recuperar el burro como animal de trabajo pero hay otros específicos como realizar una gestión del bosque mediante el pastoreo con burros para prevenir incendios, conservar la biodiversidad o mejorar los accesos a los despoblados.

Para ello se han desarrollado varios estudios. Uno de ellos estudió la diversidad vegetal comparando dos prados uno, en la Aldea Puy de Cina, con presencia de 8 burros y otro, en la zona de Casa Lecina no frecuentado por animales. Al final del estudio, se constata la mayor diversidad de especia en el prado con burros, hasta 39 especies vegetales, mientras que, en el otro, 17, es decir, un 56% menos. Es bueno, decía Fernández, el uso de los burros para aumentar la diversidad vegetal, importante para combatir el cambio climático.

Jordi Fernández, biólogo

Un segundo estudio se centró en comprobar si la presencia de burros disminuía la biomasa vegetal y los resultados constatan también datos positivos y beneficiosos en las zonas pastoreadas.
Actualmente, explicaba Fernández se están llevando los burros, seis, a una zona más boscosa para comprobar si ahí también se reduce la biomasa, estudiar también si saben autogestionarse y su viabilidad como animal de carga y para retirar residuos. El seguimiento se hace con GPS.

Comentarios