infraestructuras

El PSOE muestra su apoyo a la recuperación de la pasarela peatonal sobre el río Cinca en Fraga

"Pasarela Fortunatus” está inspirada en el antiguo “Pont de Ferro”, que fue volado en 1938 

Pasarela
Imagen del proyecto de la pasarela sobre el río Cinca / Sociedad

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Fraga ha manifestado su apoyo a la recuperación del proyecto de pasarela peatonal que en 2007 impulsó el socialista Vicente Juan como alcalde de la localidad. Una iniciativa que no se llevó a cabo tras la llegada al gobierno municipal de la coalición Partido Popular (PP) –Partido Aragonés (PAR) que decidió desecharlo junto con la construcción de un canal de aguas bravas en la margen derecha del río Cinca y el recrecimiento de la mota de protección aguas arriba del núcleo urbano, según nota de prensa.

Este proyecto, junto a los antes mencionados, formaba parte de una actuación global en el cauce del Cinca que mejoraría la seguridad en caso de avenidas evitando inundaciones y que pretendía convertir al río en un elemento de dinamización turístico, deportivo y de diversificación económica facilitando la creación de nuevos nichos de empleo. Ambas propuestas completaban otra actuación, que sí que se ejecutó y que permitió la puesta en marcha de un Parque Fluvial, una badina para pescadores, una zona de pesca, la prolongación del Paseo de la Constitución y la protección del yacimiento romano de Villa Fortunatus.
Se da la circunstancia que, recientemente, tanto Compromiso por Fraga (CxF) como PAR, que votó favorablemente a la iniciativa antes de las elecciones de 2007 para después rechazar su construcción al entrar a formar parte del gobierno de coalición con los populares, han mostrado su interés en recuperar este proyecto propuesto por los socialistas hace 13 años y en cuya redacción se invirtieron más de 100.000 euros. La pasarela peatonal debía unir los algo más de 100 metros que unen ambos márgenes entre la calle Barranco y la prolongación del Paseo de la Constitución.
Para los socialistas la recuperación del proyecto, su ejecución y su puesta en marcha permitiría dedicar el Puente Pequeño al tráfico rodado exclusivamente. De esta manera se mejoraría la seguridad de los peatones, que utilizarían la pasarela, y también la fluidez en la circulación de vehículos sin necesidad de llevar a cabo una reordenación profunda del tráfico en la Ciudad. Paralelamente, desde el PSOE de Fraga, consideran que se podría dotar de una zona para la circulación de ciclistas mejorando el proyecto inicial lo que permitiría completar la anunciada puesta en marcha del carril bici en el barrio de las Afueras que, de esta manera, podría prolongarse hasta el Casco Histórico.
Para convertir en realidad esta infraestructura, con un presupuesto de ejecución que no podía superar los 2 millones de euros, se convocó un concurso de ideas del que resultó ganadora la propuesta presentada por los arquitectos Albert Benet, Javier Solé, Sarah Gibson y Luisa Bravo bajo la denominación de “Pasarela Fortunatus” inspirada en el antiguo “Pont de Ferro”, que fue volado en 1938 en plena Guerra Civil para cubrir la retirada del ejército republicano.


Comentarios