NIEVE

El puente ‘blanco’ de la Ribagorza finaliza con muy buena afluencia de turistas

Los esquiadores han disfrutado este sábado, en alpino y fondo, otra gran jornada de esquí

Cerler 8dic
Esquiadores, este sábado, en la estación de Cerler

El buen tiempo, con mañanas frías pero soleadas, ha sido la tónica del puente festivo de diciembre en la Ribagorza, el único ‘pero’ ha sido la niebla que se instalaba en la parte baja durante las primeras horas del día. La afluencia de turistas y visitantes ha sido, en general, buena y, en particular, en el valle de Benasque, José María Ciria, presidente de la ATEVB, la calificaba de espectacular.

Senderismo, patrimonio o gastronomía, además de nieve, es la oferta que han encontrado, en la comarca de la Ribagorza, los turistas y también los visitantes que han disfrutado, estos días, en las segundas residencias.

Las carreteras, especialmente las de acceso a las estaciones de esquí, las calles, plazas, terrazas o tiendas han sido ‘testigos’ de la importante presencia de turistas en el territorio.

En cuanto a las estaciones de esquí Cerler, firmaba este sábado, otra gran jornada de esquí. Se abría al público la pista de Ixarsos y gracias al trabajo, durante la noche, de los cañones, la estación mejoraba la calidad de la nieve y ampliaba los kilómetros esquiables hasta los 33. La estación está registrando una muy buena afluencia y gracias al trabajo de los equipos de pistas y montaña, se ido abriendo más pistas el jueves se abrieron las pistas de Rincón del Cielo, Rabosa y Labert y el viernes, la de Crestas.

En cuanto a la estación nórdica de Llanos del Hospital, la única abierta en España, con gran esfuerzo, está consiguiendo mantener, durante este puente, 5 kms de circuito del que están disfrutando los fondistas llegados desde Cataluña, País Vasco, Aragón, Navarra o Madrid, además de clubes como el Stadium Casablanca, Mayencos de Jaca, equipos catalanes o triatletas que están aprovechando las condiciones de la estación para comenzar a preparar la temporada.

Cabe destacar, la presencia del ex ciclista Peio Ruiz Cabestany, un habitual de la estación ribagorzana, aficionado al fondo y al triatlón de fondo.

Comentarios