coronavirus

El sector de la discapacidad exige que las pruebas rápidas de coronavirus lleguen ya a quienes trabajan en primera línea de la atención social

Urgen, asimismo, mascarillas, guantes y equipos de protección (EPIS)


El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Aragón (CERMI-Aragón) ha exigido a las autoridades sanitarias y sociales del Gobierno de Aragón que prioricen la aplicación de pruebas diagnósticas rápidas, cuyas remesas están llegando en estos momentos, a las personas con discapacidad que residen en instituciones colectivas y a los trabajadores que las apoyan y atienden, como población diana en riesgo extremo.

También, a las personas con discapacidad que viven en sus domicilios que por sus grandes necesidades de apoyo reciben apoyos por parte de asistentes personales y otro profesionales de la atención social directa, así como a estos mismos trabajadores.

Para CERMI, la declaración oficial como servicios esenciales en esta crisis de salud pública de los distintos sectores sociales, entre ellos discapacidad y personas mayores, justifica esta priorización en la puesta en práctica del diagnóstico rápido del coronavirus, que permitirá respuestas preventivas, de contención y asistenciales más rápidas y eficaces.

Igualmente, CERMI-Aragón urge a las administraciones autonómicas a la distribución, en estas residencias y para los profesionales que realizan atención directa domiciliaria, de las medidas de protección como son mascarillas, guantes y equipos de protección (EPIS) para un correcto tratamiento a las personas con discapacidad.

Recuerdan que los poderes públicos disponen de la información sobre la identificación y localización de los recursos residenciales y de apoyo a la autonomía personal de personas con discapacidad, por lo que no hay excusa para actuar con inmediatez, desplegando campañas de diagnóstico amplio en estos ámbitos de la atención social.

Comentarios