CASTEJÓN DE SOS 

El trofeo Bielsa-Lacorte celebra una de sus mejores ediciones

Tuvo lugar durante todo el fin de semana en el aeródromo de Castejón de Sos 

Trofeo BIelsa Lacorte
Participaban 48 aeronaves

Este fin de semana, el aeródromo Castejón de Sos acogía el XIV Trofeo Bielsa-Lacorte en el que participaban 48 aeronaves procedentes de distintos puntos de la geografía nacional como Islas Baleares, Madrid, Cataluña, La Rioja, Andalucía y, por supuesto, Aragón. Desde la organización se referían, a esta edición, como una de las más exitosas de los últimos años donde la climatología era una perfecta compañera de vuelo.

El sábado, tras recibir las instrucciones de seguridad pertinentes por parte de la organización, los participantes en el trofeo realizaban la prueba aterrizajes de precisión. El ganador era el piloto Isidoro Sánchez Pacheco, del aeródromo de Alcosser de Planes en Alicante, a los mandos de una aeronave TL96. Como trofeo recibía el tradicional “truco” montañés (esquilla del ganado). El segundo clasificado era el piloto local Gerardo Bielsa Pellicer, hijo de Gerardo Bielsa Lacorte, piloto de caza de la Guerra Civil española que da nombre a este evento aeronáutico. El tercer puesto en la clasificación era para Alberto Lacasa Saludas de Monzón.

Trofeo Bielsa Lacorte
Isidoro Sánchez Pacheco era el ganador de la prueba de aterrizaje de precisión

Tras la entrega de trofeos, amenizada con un coctail caribeño, la fiesta siguió en el aeródromo de Castejón de Sos con una cena servida al aire libre para disfrutar de una magnífica noche de verano en el Pirineo.

El domingo fue una jornada de mucho movimiento en el aeródromo con numerosas llegadas y salidas de aeronaves. El buen tiempo dominaba durante todo el fin de semana y los participantes destacaban la belleza del aeródromo y de su entorno que este año luce su verdor más espléndido.

El Aeroclub de Aviadores de Montaña de Aragón organiza este evento de aviación deportiva desde 2004 con la colaboración del Ayuntamiento de Castejón de Sos. Si en estos 14 años el encuentro y la prueba de aterrizajes se han mantenido fieles a su esencia, las aeronaves y los pilotos participantes han evolucionado mejorando prestaciones y habilidades, alcanzando hoy en día un elevado nivel de pericia.

Comentarios