PIRINEOS

"En 20 años si existe glaciarismo será residual"

El investigador del IPE, Nacho López Moreno, hablaba en Hoy por Hoy de Angels Barceló de la desaparición de los glaciares pirenaicos 

Aneto. 27 sept 19
Aspecto que presentaba el glaciar del Aneto en septiembre del año 2019

Este martes, la sección Comando N del programa Hoy por Hoy, se detenía en la desaparición de los glaciares a raíz de la expedición en la que, el pasado mes de septiembre, participó el periodista de El País, Nuño Domínguez, para acompañar al equipo científico que lidera de Nacho López Moreno, investigador del Instituto Pirenaico de Ecología, hasta el glaciar del Aneto,.

Los glaciares pirenaicos son los únicos que quedan en la Península Ibérica. En la actualidad hay 19 cuyo estudio se realiza mediante la información que facilitan los satélites, con láser escáner y, en las últimas campañas de estudio, se han usado drones que permiten obtener información más rápida y, por lo tanto, poder estudiar varios glaciares.

El último estudió se ha centrado en los cambios en la última década y la conclusión es que los glaciares retroceden mucho. Pierden alrededor de un metro de espesor cada año. Es mucho, decía López Moreno si se piensa que, en la mayoría de los glaciares, no quedan más de 15-20 metros.

Nacho López Moreno, investigador del IPE


El glaciar es una masa de hielo con movimiento desde la parte superior, donde se acumula el hielo, hacia la inferior. Son consecuencia del cambio climático y termómetro de lo que está pasando: menos nieve, más precipitaciones en forma líquida y mayor fusión en verano. Pierden más hielo del que les entra.

Otro ejemplo de la rapidez de los cambios es, en el caso del Aneto, del lago conocido como ‘Innominato’, el situado a mayor altura, que el primer año apenas era una mancha y que, en la actualidad, permite a los científicos estudiar cómo nace y cómo se instala la vida en una masa de agua que, hasta no hace mucho, lo era de hielo.

En la expedición les acompañó el guía de montaña Chemary Carrera, quien recordaba que, hasta hace 10-15 años, el hombro del Aneto se esquiaba sin tocar una piedra. Algo hoy en día impensable.

Chemary Carrera, guía de montaña


Lo peor de la desaparición de los glaciares, además de ser indicador de que algo está pasando, será la pérdida de parte del patrimonio paisajístico de la montaña pirenaica.