INVESTIGACIÓN

En el Laboratorio subterráneo de Canfranc se preparan para estudiar cómo se comportan los virus

Tienen presupuesto para comenzar el próximo año un estudio “para conocer cómo nos atacan estos virus y cómo nos pueden atacar menos”

Laboratorio Subterráneo de Canfranc
El Laboratorio Subterráneo de Canfranc

En estos momentos lo importante es luchar contra el coronavirus, pero la física y las matemáticas pueden aportar al estudio del comportamiento de estos agentes. El director del Laboratorio Subterráneo de Canfranc, Carlos Peña, explica que sus instalaciones hacen posible un entorno de investigación lo más libre de radioactividad posible, lo que se ha llamado silencio cósmico. Este centro perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el CSIC, ha aprobado un proyecto para, a partir del año que viene, comenzar a experimentar con elementos biológicos como los virus, y conocer cómo se comportan en diferentes entornos con mayor o menor radioactividad.

Carlos Peña explica que en sus experimentos están muy acostumbrados a trabajar con estímulos invisibles, “que es lo que estamos viviendo ahora”. Con el coronavirus podemos no tener síntomas pero están allí y podemos contagiar. “Mucho antes de que supiésemos que esto iba a pasar se nos planteo hacer experimentos sobre cómo funciona la vida cuando los agentes biológicos están en condiciones diferentes. Es muy interesante para entender cómo funciona la vida y nos planteamos que diferentes grupos de investigadores puedan venir a este laboratorio a estudiarlo. La semana pasada tuvimos un encuentro para estudiarlo. No está relacionado directamente con la pandemia, este es un tema menor, pero de cara al futuro esperamos que el Laboratorio sirva para conocer cómo nos atacan estos virus y cómo nos pueden atacar menos.”

La física aplicada a la medicina es algo que está creciendo. Afrontar estos problemas de forma transversal, con especialistas físicos y matemáticos, para ser más eficientes, concluye este físico y químico del CSIC.

Comentarios