BARRANQUISMO

Sacan 1.350 kilos de basura del barranco de Costechal

Una actividad realizada en el encuentro de barranquistas “MaYencos 2018” de Biescas, en la que se sacó mucha basura y todavía queda mucho por hacer.

BARRANQUISMO Costechal
Objetos encontrados en el barranco junto a otros enseres

En el fin de semana se ha realizado en diversos lugares del Valle de Tena y en Biescas el VIIº Encuentro Mayencos de barranquistas, en el que “debido a la cantidad de nieve y agua acumuladas, los barrancos habituales tenían mucho caudal, así que desde la organización se desaconsejó la realización de varios de los más peligrosos, y se recomendó la realización de otros con menos compromiso acuático”, han destacado desde sus organizadores.

Esta actividad estaba organizada por las federaciones Aragonesa de Montañismo y Espeleología. La presidenta de esta última, Ainhoa Ruiz, resaltaba que “no ha habido incidentes de entidad relacionados con la práctica de barrancos con los cerca de 300 participantes de MaYencos”.

Una de las novedades de esta edición ha sido la limpieza del barranco de Costechal en el municipio de Escarrilla, que “ fue una actividad en la que participó mucha gente y se sacó muchísima basura, en concreto unos 1.350 kilos y entre otros objetos; lavadoras, televisiones, mostradores de exposición y neveras”.

Algunos visitantes de la zona al pasar por la carretera y ver la tipología del residuo, “se llevaron hierros y objetos recogidos para vender”, ha señalado Ruiz, que también ha reconocido que “el problema es que todavía queda mucho por hacer, al encontramos con mucho más de lo que habíamos estimado.”

Barranco Costechal basura
Se encontraron junto a televisores, lavadoras y neveras numerosos kilos de vidrio

Por lo que fuera de estas jornadas tienen previsto el llevar a cabo, “con la intervención de instituciones, el realizar un día  medioambiental, con fecha a determinar, para completar la limpieza de este barranco”.

En la actividad de “Ideas más Debate”, los asistentes pudieron probar diferentes tipos de descensores y conocer ventajas e inconvenientes de todos ellos, acompañados y asesorados por técnicos de las federaciones. Los niños y niñas disfrutaron de varias ferratas, taller de dibujo, juegos y hasta una visita al dolmen de Santa Elena.

Las proyecciones del sábado por la tarde fueron respaldas por el público que vieron una expedición en Bolivia y sobre todo la de la isla de la Madre de Dios en la Patagonia Chilena, presentada por Bernard Tourté, coordinador del Espeleo-Socorro de la Federación Francesa de Espeleología, una eminencia en esta materia.

En la parte social la cena del sábado reunió a unas 300 personas con la música y el baile que alargaron el encuentro durante unas horas. El domingo se llevó a cabo el taller de reparación de neoprenos que cerró las jornadas que volverán, dentro de dos años, en un lugar a determinar.

Comentarios