ESPAÑA VACIADA

En Laguarta ha repicado su campana ante la despoblación

Sus vecinos: “tenemos futuro, dos niños de 7 y 9 años viven, participan en todo, desbrozan, limpian la acequia y pregonan nuestro nombre con orgullo"

España vacia Laguarta
Una vecina de Laguarta


Entre el Alto Gállego y el Sobrarbe, en el Valle del Guarga, con una densidad de 0,3 habitantes por km² , la luz de la esperanza esta entre sus habitantes como “ unos luchadores ante la despoblación “ y en la mañana de este viernes día 4, se han unido los vecinos de Laguarta a la España Vacía, para volver alzar la voz de “ querer vivir en sus pueblos y en sus territorios”, y desde el campanarios de las iglesias este 4 de octubre las campanas han repicado contra la despoblación”.

Desde la asociación de vecinos “Gurguera Viva “ ha recordado que “la vida está de nuevo en nuestras calles. Cuando llegó la luz enganchada a la red, el pueblo era: muchas casas caídas, calles y caminos llenos de maleza, caballos, vacas, ovejas …. en el centro del pueblo…. tristeza y abandono, a pesar de la lucha que ya existía y trajo la electricidad.”

Igualmente para esta jornada han querido precisar que “han sido unos años de trabajos muy duros, en cada casa y en las zonas de común uso. Pero se nota mucho. Las zonas llenas de maleza las estamos desbrozando, se circula normalmente por las calles, el ganado está fuera del pueblo, rehabilitamos la Iglesia completa, la central, el lavadero…..muchas más, año tras año, con apoyo del Ayuntamiento, con nuestro trabajo y utilizando todos los recursos… Pero también, lo trasladamos fuera. Se han presentado varios libros en nuestro Centro Social….la web de Laguarta “ www.laguarta.es”, era ya una antena de información, cuando no existía ese concepto.”

wer

Igualmente comentan la esperanza entre sus vecinos “tenemos futuro, dos niños de 7 y 9 años viven, participan en todo, desbrozan, limpian la acequia y pregonan nuestro nombre con orgullo. Pocos somos los que vivimos todo el año. La razón es sencilla: hay que ganarse el jornal en la ciudad. Pero volvemos con una parte de ese jornal, para levantar la casa, tenerla abierta, pasar las vacaciones desbrozando… e intentar vivir aquí lo más posible, los más posibles.”

Comentarios