benasque

Encuentro científico sobre el sarrio pirenaico y el rebeco cantábrico

Hace 10 años Benasque ya acogió unas jornadas similares que reunieron a representantes de diferentes sectores

Centro de Ciencias Pedro Pascual
La jornada del viernes se va a desarrollar en el centro de ciencias Pedro Pascual

Benasque acoge, este fin de semana, la “II Reunión sobre el rebeco cantábrico y el sarrio pirenaico” que reúne a especialistas universitarios, gestores y agentes de protección de la naturaleza de distintas administraciones, y usuarios de los espacios naturales de ambas cordilleras. La cita está coordinada por el profesor de Ecología del Campus de Huesca de Unizar Juan Herrero y Emilio Escudero, de la sección de Ordenación Cinegética y Piscícola del Gobierno de Aragón. El encuentro se celebra en el Centro de Ciencias “Pedro Pascual” y en espacios naturales del entorno.

El objetivo de la reunión, explica Herrero, es actualizar el conocimiento sobre estas dos subespecies de Rupicapra presentes en el sudoeste de Europa –la Rupicapra pirenaica, conocida como sarrio/ixarso y la Rupicapra pirenaica parva, o rebeco cantábrico– e intercambiar experiencias de conservación y gestión de las mismas. El profesor del campus altoaragonés destaca la importancia de esta cita pues contribuirá a dibujar una panorámica global sobre este ungulado al reunir, diez años después del primer encuentro, aportaciones de los tres países (España, Francia y Andorra) que en el caso del Pirineo están implicados en su gestión y de distintas comunidades autónomas y otras administraciones territoriales.

Las enfermedades que en los últimos años han afectado a las poblaciones de rebeco o de sarrio, causando episodios de mortandad importante (sarna en el caso de las primeras; y queratoconjuntivitis y pestivirus en el caso de las segundas), recuerda Juan Herrero,refuerzan la necesidad de hacer un seguimiento común; aunque, insiste este docente universitario , la situación de ambas subespecies es “buena” a pesar de estas incidencias que ha sufrido en distintos periodos.

Hasta diez subespecies vinculadas con el sarrio y el rebeco ocupan diversas cordilleras de Europa y Asia. El aislamiento entre las poblaciones de rupicaprinos, explica Juan Herrero, propició la diferenciación de esta especie que está presente también en los Apeninos, los Cárpatos, los Alpes y el Cáucaso.

En 2002 se celebraron las primeras jornadas sobre el sarrio pirenaico en Jaca. Gestores, científicos y cazadores de ambas vertientes de la codillera participaron en esta cita que permitió compartir experiencias y establecerán relaciones entre especialistas. Un volumen monográfico reunió a raíz de esta cita el conocimiento básico sobre la biología del sarrio con aspectos de la patología y gestión de sus poblaciones. Pocos años más tarde surgió una iniciativa similar sobre el rebeco cantábrico en Asturias; y en 2006, se publicó también un libro con las principales
contribuciones sobre él.

Tras casi una década desde la primera iniciativa y con el fin de actualizar el estado del conocimiento de las poblaciones de rupicaprinos del sudoeste europeo, se celebraron unas nuevas jornadas en Benasque en mayo de 2011, que reunieron a diferentes sectores interesados en este ungulado autóctono de alto valor ecológico y económico. El encuentro de 2021, otros diez años después, pretende actualizar estos conocimientos.